Autoridades se preocupan por el riesgo para el crecimiento del brote del virus en China

Por Lindsay Dunsmuir y Leika Kihara

WASHINGTON/TOKIO, 30 ene (Reuters) – Un brote viral que se está extendiendo rápidamente por China emerge como un nuevo riesgo importante para la economía global y preocupa a responsables políticos, que aún lidian con los impactos de la guerra comercial sino-estadounidense.

El vicegobernador del Banco de Japón, Masayoshi Amamiya, dijo el jueves que la gran presencia de China en la economía mundial debe tenerse en cuenta al evaluar el impacto que el brote podría tener en el crecimiento global.

Los posibles efectos de la propagación del coronavirus, que ha matado a 170 personas en China desde que se detectó, estuvieron en el centro de la rueda de prensa del presidente de la Fed, Jerome Powell.

«La economía de China es muy importante para la economía mundial y cuando la economía de China se desacelera lo sentimos, no tanto como los países que están cerca o que comercian más activamente con China, como algunos de Europa occidental», dijo Powell.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, también expresó su preocupación el jueves, diciendo que estaba observando de cerca el impacto en la economía de Japón, incluido un descenso del turismo.

China ha impuesto restricciones a los viajes y ha cerrado negocios para contener el brote, pero no ha aplacado la creciente preocupación entre las empresas y los gobiernos de todo el mundo.

Las acciones asiáticas se hundieron el jueves tras un reporte de un aumento del número de muertos por el virus y el reporte de más casos en todo el mundo.

«Además del riesgo para las vidas humanas, es probable que afecte las actividades de viaje y consumo. Un escenario de infección generalizada, podría debilitar materialmente el crecimiento económico y las posiciones fiscales de los gobiernos de Asia», dijo el jueves la agencia de calificación S&P.

Los analistas comparan el brote actual de coronavirus con la epidemia del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) en 2002 y 2003, que provocó alrededor de 800 muertes y desaceleró el crecimiento económico de Asia.

Muchos dicen que el impacto en el crecimiento global podría ser mayor esta vez, ya que China ahora representa una mayor parte de la economía mundial, una opinión de la que se hizo eco de Amamiya del Banco de Japón.

El número de turistas chinos que visitan Japón ha aumentado en más de 20 veces desde entonces, dijo Amamiya. «El brote también se propagó durante el feriado lunar (año nuevo) de China, cuando el consumo tiende a alcanzar su punto máximo», agregó.

(Reporte de Lindsay Dunsmuir en Washington y Leika Kihara en Tokio, Reporte adicional de Ann Saphir en San Francisco. Editado en español por Javier López de Lérida)

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEG0T128-BASEIMAGE

Compruebe también

Estudio en Cuba muestra que anticuerpo reduce riesgo de muerte en ancianos con COVID-19

Por Vishwadha Chander 30 jul (Reuters) – Un fármaco de anticuerpos que se usa contra …