Aprende a preparar masa para pizza italiana

No hay nada más rico que comer pizza un domingo en casa, hoy queremos compartimos con ustedes una deliciosa receta tomada del portal recetasderechupete.com que estamos seguros les va a encantar.

Ingredientes para preparar masa para pizza italiana

1 kg de harina de trigo de fuerza

560 ml litro de agua fría

25 gr. de sal

25 ml de aceite de oliva virgen extra

14 gr. de levadura fresca de panadero o bien levadura en grano liofilizada de panadería (4-5 g)

Esta receta no tiene leche, huevo ni azúcar, casi pecado para un italiano, más bien es una masa de pan hecha con harina de fuerza que es bastante fina.

Al hornear queda con el espesor justo, al estilo de las que podemos degustar en cualquier pizzería de Roma o Venecia. En esta base de masa incluso podemos jugar con otras harinas blancas o añadir alguna hierba aromática. Como dicen los italianos: “La pizza italiana, donde la gula no es un pecado”

Preparación para masa de pizza

En un bol grande introducimos parte de la harina de fuerza de trigo. Dejamos unas 4 cucharadas de harina separadas para ir engordando la masa.

Con una cuchara hacemos un hoyo en el centro del bol y echamos la levadura disuelta en el agua.

Batimos con una cuchara de madera desde el centro hacia afuera y vamos poco a poco mezclando con la harina.

Añadimos el aceite de oliva virgen extra y la sal. Es importante que la sal y la levadura no entren en contacto directo para no tener problemas en el proceso de fermentación.

Seguimos removiendo lo que empieza a ser la masa, por ahora será una mezcla pegajosa pero firme.

Preparamos la zona donde vamos a amasar, por ejemplo la encimera de la cocina es perfecta.

Amasado de la masa de pizza y almacenamiento

Llenamos la zona de la encimera de harina, sacamos la masa del bol y empezamos a trabajar la masa con las manos. Es muy importante el refinado de la masa para que quede más elástica y suba mejor.

Para refinarla, debemos estirar la masa como un churro y retorcerla en espiral varias veces. Al final volvemos a juntar y amasar de nuevo durante unos diez minutos. Este es el truco que hace que la masa sea increíble.

Después de esos 10 minutos, podremos manipular la masa con más rapidez, se irá quedando elástica y homogénea.

La medida de harina correcta es “hasta que la harina no se pegue a las manos”, pero tampoco se debe de abusar. Yo en los ingredientes he puesto 1 kilo aunque en realidad empleé unos 100 gramos más. Todo depende de la harina pues no siempre vienen de moliendas iguales, ni el trigo es el mismo.

Vamos tornando la masa en una bola. Cogemos el anterior bol y lo enharinamos. Introducimos la bola de masa en él. Tapamos el bol con un trapo de algodón durante unos 45 minutos- 1 hora.

Para saber el tiempo que se debe dejar levar la masa, utiliza el siguiente truco: si la apretamos con un dedo y la masa vuelve a su posición original estará lista para preparar.

Compruebe también

Kebab de pollo, una comida rápida y popular

En muchos países árabes, el kebab es el rey. Esta palabra de origen persa significa …