Andrés Velásquez: Cese de la usurpación sigue vigente antes de ir a elecciones

Para el dirigente nacional de La Causa R, Andrés Velásquez, la exigencia y lucha por “el cese de la usurpación” sigue como primer paso en la ruta que traerá cambios democráticos al país, la segunda es el nombramiento de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE), por parte de la Asamblea Nacional (AN) que llame a las elecciones presidenciales.


En una entrevista que diera para El Universal afirma: “Nosotros no hemos abandonado, ni renunciado a exigir el cese de la usurpación y mucho menos a lograrlo. Para hablar de elecciones libres y justas, tenemos sí, que exigir condiciones, porque la realidad del país, es que estamos en dictadura, y con Nicolás Maduro usurpando el poder, no habrá elecciones libres y justas. Las elecciones presidenciales, que son las que están pendientes y vencidas desde el 20 de mayo de 2018, sólo son posibles con el cese de la usurpación, y las condiciones que exigimos son las mismas que tiene cualquier democracia del mundo, por tanto, no hay diálogo posible ni elecciones que no pasen, inexorablemente, por el cese de la usurpación”.

Velásquez insiste en que la única institución que tiene las facultades legales para nombrar y juramentar el nuevo CNE, “es la AN que preside el diputado Juan Guaidó”, pero que no ve posibilidad alguna de que esto salga así y vislumbra que el gobierno por vía del Tribunal Supremo de Justicia terminará designando un ente comicial “que por supuesto nadie reconocerá” y pasaría a ser “un CNE ilegal, inconstitucional y sería automáticamente desconocido por los venezolanos y buena parte del mundo. La omisión legislativa no aplica, estando, como está, la legítima AN en funciones”, aclara.

Quienes también se enfrentarán al desconocimiento de los venezolanos y el mundo, en su opinión, serán los partidos y dirigentes que apoyen la realización de las elecciones parlamentarias previstas para este año: “los que le hagan el juego a la dictadura, y pretendan hacerle ganar tiempo, participando en las elecciones parlamentarias que plantea la tiranía, tendrán el mismo destino: el desconocimiento de los venezolanos y del mundo, además tendrán que explicarle a todos, su apoyo a los que tienen secuestrado el país y deberán rendir cuentas por eso”.

-¿Cómo hará la oposición para convencer al electorado de participar en una elecciones que parecen inciertas?

-Yo recorro el país todos los días, y no hay venezolano, por desesperanzado, golpeado, abatido, decepcionado que esté, por la innegable y brutal tragedia que vivimos a diario, que no exija a gritos que Maduro se vaya, y la única solución para desalojar a la tiranía, es, para todos, sin dudas, la elección presidencial, porque saben que solo poniéndole fin a este régimen opresor y recuperando la democracia, se puede reconstruir el país y garantizar a cada venezolano sus derechos fundamentales, a la vida, a la salud, al empleo digno, a la educación, a los servicios públicos, a la comida.

Resalta que el liderazgo se encarga de escuchar estos reclamos y también de hacer lo que sea necesario para garantizar que los venezolanos voten, “que su voto elija, porque será con la voluntad de todos, que recuperaremos la democracia, para nunca más perderla”.

El líder de la Causa Radical no menciona acciones concretas ni el tiempo para salir de este “régimen”, pero advierte que aún sin fecha para realizar las elecciones presidenciales, “hay que apurar el paso”. Sugiere que la reinstitucionalización partirá luego de esas elecciones: “La designación de un legítimo CNE, otorgará al poder electoral la autonomía necesaria para conducirnos a unas elecciones presidenciales libres y justas, y así tener un presidente electo, con plena autonomía en el poder Ejecutivo, y será ésta, la ruta para legitimar también entonces el poder Judicial, Moral, e incluso el Legislativo”.

“Esta es una lucha existencial”

Para el miembro de la dirección nacional de La Causa R, conciliar diferencias es natural en democracia, y “en este sistema que no es democrático se hace imperativo unir esfuerzos. En ese sentido, el Pliego Nacional de Conflicto es resultado de la necesaria unificación de criterios y fuerzas para lograr un objetivo común, superior: desalojar la tiranía, rescatar la democracia y reconstruir el país. Cada sector, gremio, obrero, profesional, ciudadano, tiene razones para luchar, y lo que hemos hecho es unificar todas las luchas en una sola: “el rescate de la democracia”.

Asegura que todos los sectores sociales y políticos del país hacen lo necesario y les “toca echar el resto” por la lucha por el rescate de la democracia, acompañados por la comunidad internacional. “No podemos rendirnos, hay que dar la pelea, ésta es una lucha existencial, y rescatar la democracia vale cualquier esfuerzo. Seguimos”.

Notiespartano/EU

Compruebe también

PSUV: Habrá «una muy buena participación» el 6D

El embajador de Venezuela en Cuba y vicepresidente de Asuntos Internacionales del Psuv, Adán Chávez, …