Domingo de Ramos desde los hogares se vivió la victoria del bien sobre el mal

El Domingo de Ramos se celebró este año en las iglesias católicas sin feligreses, pero con una mayor invocación de la fe por parte de los sacerdotes, al asegurar que la circunstancia mundial es un desafío para la población creyente pues desde sus hogares cada quien debe convertirse en el templo de Jesús.

En la isla de Margarita, las diferentes parroquias tuvieron su celebración privada y algunas aprovecharon la tecnología para permitir a los feligreses seguir la misa vía internet.

En la Parroquia Santos Angeles Custodios, en el municipio Maneiro, el Presbítero Milton Correa, hizo especiales oraciones por la población de esa jurisdicción y su Alcalde, por ser en este momento uno de los municipios focos de la propagación de coronavirus.

En cuanto a la celebración religiosa transmitida por la cuenta @p_santosangelescustodios, el  Padre dijo que si bien por primera vez la realización de la cruz con una palma para poner detrás de la puerta o en la cartera, no sería posible desde las iglesias porque la norma es el distanciamiento social, “esta palma no es lo importante, la palma es solo el signo de una realidad que se tiene que dar en medio de nuestras vidas. La palma es el signo de la victoria y no una victoria cualquiera, sino la victoria desde la cruz, la victoria del Señor sobre el mal, el pecado, también su victoria frente al coronavirus, la soledad, las enfermedades, los miedos”.

Durante el sermón orientó a que es un día para decir, “Ven Señor y vence el mal, porque nuestra fuerza se agota, necesitamos tu fuerza”, y pidió a todos los creyentes colocarse en manos de Dios, cuidarse cada vez más y ser testimonio de ese amor  Divino, porque ya que este Domingo no se pudo llevar palmas a la casa, hay que vivir desde el corazón el signo de la victoria y que a pesar de los bancos de las iglesias vacíos la victoria de amor, la presencia de Jesús y su Misericordia llegue a todos por igual.

Notiespartano

Compruebe también

Fallece primer paciente Covid-19 en Nueva Esparta

Fallece primer paciente Covid-19 en Nueva Esparta, un hombre de 76 años de edad,