Venezuela recibe cisternas para agua de México acuerdo de petróleo por alimentos

CIUDAD DE MÉXICO, 14 abr (Reuters) – Venezuela recibió el primer lote de cientos de camiones cisterna para agua de dos compañías mexicanas en virtud de un acuerdo de petróleo por alimentos que busca aliviar la crisis humanitaria del país sudamericano, dijo una de las compañías el martes.

Libre Abordo y Schlager Business Group firmaron un contrato con el gobierno del presidente Nicolás Maduro el año pasado que ha brindado alivio a su administración dado que muchas empresas petroleras no han estado dispuestas a continuar negocios con Venezuela debido a las sanciones impuestas por Washington.

Venezuela está inmersa en una profunda recesión e hiperinflación, además de enfrentar una escasez crónica de alimentos, lo que ha provocado una emigración masiva ante un crecimiento de la pobreza.

La crisis ha empeorado tras la imposición de sanciones que buscan presionar la salida de Maduro del poder después de que la mayoría de los países occidentales cuestionaran la legitimidad de su reelección en 2018.

Una fuerte caída de las exportaciones de petróleo desde que Washington impuso las sanciones a la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) a principios de 2019, ha reducido los flujos de divisas que Venezuela necesita desesperadamente para pagar importaciones de alimentos y bienes básicos.

Las compañías mexicanas dijeron en marzo que el pacto involucraba la entrega de unos 15 millones de barriles de crudo y combustible venezolanos para su reventa en Asia, aunque los volúmenes podrían variar según los precios del petróleo, a cambio de 1,000 camiones para agua y 210,000 toneladas de maíz blanco.

Libre Abordo ha dicho que el trato no involucra efectivo, por lo que no contraviene las sanciones. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que supervisa las sanciones, no ha respondido a las solicitudes de comentarios.

No han sido revelados los detalles del pacto, incluidos los precios de venta y los compradores finales del crudo venezolano.

MÁS ENTREGAS

«Libre Abordo (…) realizó la primera de varias entregas de camiones cisternas en Venezuela. Los camiones están destinados para transportar agua potable a las comunidades más marginadas del país sudamericano», dijo la firma a Reuters en un comunicado.

Agregó que la semana pasada fueron descargados 290 tractocamiones y 10 semi-tráilers cisterna, cada una con capacidad para transportar 30,000 litros de agua, que llegaron a Venezuela en el buque AN Ping 8. Una segunda embarcación llegará a mediados de mayo, agregó Libre Abordo, sin proporcionar detalles sobre el tamaño de la próxima entrega.

Ello permitirá, según la compañía «que la misión humanitaria, que será completamente operada por el gobierno local, tenga una gran capacidad de apoyar a las comunidades».

El AN Ping 8 llegó al puerto de La Guaira a principios de abril desde el puerto chino de Dongjiakou. Terminó su descarga el 11 de abril, según datos de seguimiento de buques de Refinitiv Eikon.

Las sanciones estadounidenses han creado obstáculos para suministrar agua potable a los venezolanos, según Libre Abordo.

PDVSA no respondió a una solicitud de comentarios.

Libre Abordo y Schlager tienen programado tomar 19 cargamentos de petróleo venezolano hasta mayo, según los programas de exportación internos de PDVSA.

Si todas las entregas se realizan según lo previsto, el suministro superaría los 22 millones de barriles en menos de seis meses, convirtiendo a las empresas mexicanas en los clientes más importantes de la petrolera venezolana.

Los precios del crudo se han desplomado en el último mes, ya que la epidemia de coronavirus ha devastado la demanda mundial de crudo y combustibles.

Desde que la Tesorería estadounidense sancionó dos unidades comerciales del gigante energético ruso Rosneft este año, las exportaciones de crudo de PDVSA han caído nuevamente.

Notiespartano/Reuters

Compruebe también

Desde Italia llegaron al país 197 venezolanos

Desde Italia llegaron al país un total de 197 venezolanos al aeropuerto internacional Simón Bolívar en un vuelo humanitario