Renacidos, por Marco Antonio Delgado

Cuando llegó esto de la pandemia del Coronavirus, pensé que, para nosotros, los isleños, los habitantes de las islas de Margarita, Coche y Cubagua sería muy sencillo, porque con cumplir los protocolos de la OMS o de la OPS para la protección de las comunidades o el simplemente desconectarnos del territorio continental tendríamos. Nadie entra. Nadie sale.

Me preguntaran por el aprovisionamiento de alimentos y productos de primera necesidad. No tenemos que ir tan lejos, las normas y protocolos diseñados por el régimen eran suficientes, por supuesto si los mismos se cumplen estrictamente a cabalidad.

Nada debió haber pasado y así lo concluimos la mayoría de todos los venezolanos y creo que el 100 por ciento de los insulares.

El régimen y sus jerarcas no dudaron en sus diferentes escenarios planteados que Nueva Esparta en el peor de los casos no pasaría de más de 5 los infectados. Craso error. Porque entre los factores que se plantearon en los diferentes escenarios, no se propuso el factor de corruptibilidad y de sensibilidades políticas de los funcionarios que intervendrían en el operativo del Plan Nacional de Contención y Prevención del #Covid-19 y ello fue los que nos llevó a convertirnos en el primer centro de contagio del país, por encima de los estados más poblados y muy por arriba de la Gran Caracas.

Y aunque no se pueda creer, dichos protocolos de cierre de la isla y hasta de los municipios se hicieron en las primeras de cambio, sin embargo, fueron desechadas por la autoridad nacional, aunque posteriormente se asumieron. Lamentablemente ya era demasiado tarde. Ya el virus había entrado y se había posicionado de la isla de Margarita y Coche y había que padecer sus consecuencias.

Por eso cuando Marco Antonio Delgado saca su poema “Renacidos” y además produce un VideoClip del mismo, con un grupo de líderes neoespartanos está muy claro en tiempo y espacio. Porque estoy seguro que después de la pandemia y de los graves conflictos políticos, sociales y económicos vamos a Renacer para la Gloria de un Bravo Pueblo. GustavoNovoaM

 

RENACIDOS

¿Que no seremos los mismos?

tal vez no, como ya fuimos…

con una vida indolente

actuando con egoísmo

viviendo en una burbuja

sin importar el vecino

ignorando las bondades

y los dones recibidos

exaltando lo banal

y alardeando en el vacío.

 

¿Que no seremos los mismos?

tal vez no, como ya fuimos…

invadidos por la inercia

contagiando pesimismo

dejando de un lado afectos

de la familia y amigos

por la carrera de hacer

buen dinero y buen prestigio.

Idolatrando lo frívolo

y a héroes en espejismos

sin valorar nuestros médicos

su pasión y sacrificio.

 

¿Que no seremos los mismos?

tal vez no, como ya fuimos…

testigos indiferentes

de lo honesto y de lo digno

inconscientes de la fe

y todo lo bendecido

por la providencia misma

de apreciar nuestros sentidos,

de ver el amanecer

y sentir cada respiro.

 

¿Que no seremos los mismos?

tal vez no, como ya fuimos…

ahora seremos mejores

humanos y compasivos

con la libertad en los pasos

abriendo nuevos caminos

considerando el dolor

de cada desconocido.

Echándonos una mano

valorando nuestro equipo

y agradeciendo el trabajo

con afán y compromiso.

 

Mejorando cada día

cada versión de sí mismo

apoyándonos los sueños

generando en positivo.

 

¿Que no seremos los mismos?

tal vez no, como ya fuimos…

crecerá una sociedad

fundada en buenos principios

uniendo las voluntades

de hombres agradecidos

asimilando el pasado

cicatriz de lo aprendido,

con los pies sobre la tierra

volveremos RENACIDOS

para decir no estás solo

y que nada se ha perdido.

MarcoAntonioDelgadoReyes(MAD)

 

 

Compruebe también

El único camino es el voto por José Gregorio Rodríguez

El único camino es el voto, no queda de otra el camino constitucional para salir de los rigores de una crisis