Investigación contra Bolsonaro comienza con testimonio de Moro a la Policía

La investigación autorizada por la Corte Suprema contra el presidente ultraderechista brasileño, Jair Bolsonaro, por sospechas de interferir políticamente en la Policía Federal dio este sábado (02.05.2020) un primer paso con el extenso testimonio del exministro y exjuez Sergio Moro a las autoridades.

Moro -uno de los ministros estrella de Bolsonaro- dimitió tras el despido de uno de sus colaboradores más cercanos, el jefe de la policía federal, Mauricio Valeixo. En su renuncia, Moro acusó al mandatario de intentar «interferir políticamente» en la Policía Federal, que investiga a dos de los hijos del gobernante.

El exfuncionario comenzó a prestar declaración en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba para responder por las graves acusaciones que lanzó contra el jefe de Estado. El alto tribunal pidió que el ahora exministro fuera interrogado en 60 días, un plazo que redujo luego a cinco días. Esa investigación podría abrir el camino a un proceso de destitución contra Bolsonaro o a acciones judiciales contra Moro por calumnias.

En esta ciudad del sur de Brasil, Moro se convirtió en todo un símbolo de la lucha anticorrupción al liderar durante su etapa como juez las investigaciones de la operación Lava Jato a través de las cuales encarceló a empresarios y políticos, entre ellos al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Esta vez fue él quien respondió a las preguntas de los agentes bajo la atenta mirada de tres procuradores designados por el fiscal general, Augusto Aras, quien fue nombrado por Bolsonaro en septiembre del año pasado.

La investigación contra Bolsonaro

El testimonio de Moro fue determinado por el juez del Supremo, José Celso de Mello, decano de la corte, quien autorizó la investigación a pedido del fiscal general Aras. En ella figura Bolsonaro, quien pudiera haber incurrido en delitos de carácter penal, como coacción, prevaricación u obstrucción a la Justicia con base a las declaraciones de Moro.

Aunque también será investigado el propio exministro, pues en caso de que no se comprueben sus denuncias podría ser acusado por «calumnia». No obstante, Moro dijo en una entrevista a la prensa que posee pruebas que incriminarían al gobernante y que presentará a la Justicia. Bolsonaro ha negado vehemente las acusaciones de Moro, a quien este sábado calificó de «judas».

La Policía Federal seguirá ahora recolectando pruebas y testimonios que ayuden a esclarecer el caso y, una vez concluida su pericia, presentará un informe a la Fiscalía General. Entonces, el Ministerio Público Federal decidirá si presenta o no una denuncia contra algunos de los investigados.

En medio de esta crisis, Bolsonaro nombró como nuevo jefe de la Policía Federal al director de los servicios secretos, Alexandre Ramagem, amigo de su familia, en especial de sus hijos Flavio y Carlos. Pero el nombramiento fue anulado por el juez Alexandre de Moraes, también del Supremo, debido a esa proximidad de Ramagem con el llamado «clan Bolsonaro».

Bolsonaro dijo que respetaba esa decisión, aunque luego cambió de opinión y afirmó que ordenaría a los abogados del Estado recurrir. «Quien manda soy yo», aseveró.

Notiespartano/DW.com

Compruebe también

Lula dice que tuvo COVID-19 durante estadía en Cuba para documental de Oliver Stone

BRASILIA, 21 ene (Reuters) – El ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva …