Madrid y Barcelona se quedan en fase 0 pero con menos restricciones

Madrid y Barcelona se quedan en fase 0, pero van a poder avanzar algo en el desconfinamiento, según ha decidido este viernes el Ministerio de Sanidad. También permanecen en este estado la mayoría de Castilla y León. Esta etapa es la previa al inicio de la desescalada y consiste en las medidas de confinamiento más estrictas. Sin embargo, el ministro, Salvador Illa, ha anunciado alguna medida de alivio para estos territorios. La Generalitat catalana, que fue la que propuso esta situación intermedia, la llamó fase 0,5.

En esta fase intermedia los comercios de menos de 400 metros cuadrados podrán abrir sin cita previa y manteniendo las correspondientes medidas de seguridad, ha dicho el ministro Illa. También las comunidades decidirán si abren los servicios sociales —se recomienda que en la medida de lo posible utilicen la teleasistencia—, y podrán volver a trabajar las instalaciones científicas como los laboratorios universitarios. Se reanudará el préstamo de libros en las librerías, y reabrirán los centros de alto rendimiento deportivo. Se permitirá que a los velatorios asistan 10 personas si son en un lugar cerrado, o 15 si lo son en uno abierto. En cambio, se mantienen las limitaciones a la movilidad (solo se podrá salir para trabajar, comprar o durante las horas reservadas para el ejercicio) y no se autoriza abrir las terrazas ni las reuniones sociales o familiares de personas que no hayan pasado la cuarentena juntas.

En total unos 14 millones de personas en Madrid y Barcelona seguirán en esta fase 0 aliviada una semana. La mayoría, 33 millones, estarán en fase 1. Esta es la que la mitad del territorio adoptó el lunes pasado, y permite reuniones de hasta 10 personas y moverse dentro del territorio para el que se haya dictado. Dicho territorio varía porque algunas comunidades han propuesto decidir el ritmo de la desescalada por provincias, como Andalucía y Galicia; otras lo hacen por áreas de salud, como Castilla y León y Valencia; otras por comarca (Cataluña) o isla (Baleares y Canarias). Por último, unas 45.000 personas se encuentran ya en la fase 2, en la que pueden reunirse hasta 15 personas y abre ya todo el comercio. La situación queda como sigue.

Madrid. La comunidad que preside Isabel Díaz Ayuso (PP en coalición con Ciudadanos) es la única que no ha visto sus aspiraciones satisfechas. Quería llegar a la fase 1 y se ha quedado en la llamada 0,5. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha explicado este viernes que aunque Madrid ha hecho grandes avances todavía tenía problemas para la detección de casos menos graves. La presidenta ha insistido, nada más saberse la decisión, en que la comunidad está preparada para iniciar la transición.

Cataluña. Con Barcelona las cosas estaban mucho más claras porque su reclamación era muy detallada y menos arriesgada que la de Madrid, según fuentes del Ejecutivo central. De hecho, fue idea de la Generalitat pedir una transición restringida.

Por su parte, además del caso de Barcelona, el Govern ha conseguido tener prácticamente el 90% del territorio, aunque solo acoja a una tercera parte de la población, bajo la denominada fase 1. Esta zona comprende Girona, Lleida y la Cataluña central, que se sumarían a la provincia de Tarragona y el Pirineo de Lleida que ya cambiaron de fase el lunes. El Gobierno catalán pretendía, además, desgajar tres zonas de Barcelona —el Garraf, el Alt Penedés y el Baix Montseny— para que también cambien de fase, pero solo lo ha conseguido con las dos primeras, informa Oriol Güell.

Notiespartano/ElPaís

Compruebe también

EEUU pide regreso de sus seis exejecutivos de Citgo condenados en Venezuela

EEUU a través de Mike Pompeo, condenó la sentencia de un tribunal venezolano contra seis exejecutivos del refinador estadounidense Citgo