TSJ anula presidencia parlamentaria de Guaidó

TSJ anula presidencia parlamentaria de Guaidó al avalar este martes (26.05.2020) como presidente del Parlamento al opositor Luis Parra, un rival de Guaidó que en enero se proclamó jefe legislativo en paralelo a la reelección del líder opositor en la unicameral Asamblea Nacional.

La sentencia coincide con las negociaciones para elegir un Consejo Supremo Electoral (CNE) de cara a elecciones parlamentarias previstas para este año, en torno de las cuales no se han informado avances, y consolida la posición de Parra en la disputa con Guaidó por escoger autoridades.

«La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, TSJ anula presidencia de Guaidó y declaró válida la junta directiva» encabezada por el diputado Parra, señala una sentencia difundida por la corte.  Parra, un legislador opositor que rompió con Guaidó después de ser acusado de corrupción vinculada con un programa de distribución de alimentos del gobierno de Nicolás Maduro, juró el pasado 5 de enero con apoyo de congresistas chavistas como jefe del único poder controlado por la oposición en el país. Todo ello en una sesión sin quorum y sin Guaidó, bloqueado por militares a las puertas del Palacio Legislativo.

El grueso de la oposición denunció como un «golpe de Estado parlamentario» la acción de Parra y Washington emitió sanciones financieras contra él.  Parra, en el Palacio Legislativo, y Guaidó, en sedes alternas, han presidido desde entonces sesiones paralelas con diputados aliados.

«Queda prohibida la instalación de un parlamento paralelo o virtual, el cual no tiene ningún efecto jurídico», indica el fallo del TSJ, que ha declarado nulas todas las decisiones del Parlamento desde que la oposición asumió la mayoría en 2016. Una oficialista Asamblea Constituyente asumió, de facto, las funciones de esa institución.

El vicepresidente de la directiva de Guaidó, Juan Pablo Guanipa, rechazó la sentencia. La Asamblea Nacional «es una sola y es la que preside» Guaidó, escribió en Twitter.

Arrinconamiento judicial

En los últimos 17 meses, Guaidó ha sido arrinconado por la Justicia y el gobierno que reiteradamente le acusan de ser un «terrorista» y «vendepatria». La Asamblea Nacional Constituyente (ANC), presidida Diosdado Cabello, integrada solo por chavistas y de legitimidad cuestionada por numerosos países, dio por levantada la inmunidad parlamentaria del opositor.

Pero antes, la Fiscalía ya había solicitado unas medidas cautelares en contra del diputado, aprobadas casi inmediatamente por el TSJ, que incluyen la prohibición de salida del país, de enajenar bienes e inmuebles, así como el bloqueo de sus cuentas.  Entre las numerosas acusaciones que ha procesado la Fiscalía contra Guaidó figuran delitos como rebelión, conspiración, instigación a delinquir, intento de golpe de Estado y terrorismo.

Pese a todo, el líder opositor ha salido dos veces de Venezuela para participar en giras internacionales y ha vuelto al país sin que se produzca ninguna detención. Además, Guaidó circula libremente y en numerosas ocasiones ha retado al gobierno a que lo encarcelen.

Notiespartano/DW.com/EFE

Compruebe también

«Los responsables deben dar la cara» exige el Copei legitimo

No hay justificación alguna para haber condenado a Mérida a tanto sacrificio