Venezuela intercambia petróleo por maíz a empresa mexicana

Venezuela se ha vuelto cada vez más dependiente de una empresa comercial poco conocida en México para ayudar a vender su crudo en el extranjero. Según datos vistos por Bloomberg, esta compañía es Libre Abordo.

Hasta a fines del año pasado, los comerciantes con décadas de experiencia en el mercado petrolero latinoamericano nunca habían oído hablar de Libre Abordo SA de CV, una empresa comercial con sede en la Ciudad de México. Hoy es uno de los pocos compradores de petróleo venezolano, y uno de los más grandes.

Eso ha llevado a la empresa al centro de una investigación estadounidense sobre cómo las empresas en México y Malta están ayudando al régimen de Maduro a evitar efectivamente las sanciones y vender petróleo, dijeron personas con conocimiento directo del asunto.

Agencias como el Departamento del Tesoro y la Oficina Federal de Investigaciones están investigando tres compañías: Libre Abordo, Schlager Business Group, que Libre Abordo describe como una subsidiaria, y Jomadi Logistics & Cargo, dijeron las personas, pidiendo no ser identificadas.

De acuerdo con las copias de los contratos vistos por Bloomberg, Libre Abordo ha recibido petróleo y cobre de Venezuela a cambio de suministrar camiones de maíz y tanques de agua.

La compañía caracterizó los oficios como parte de un acuerdo de ayuda humanitaria y dijo que varias firmas de abogados le aconsejaron que garantizara el cumplimiento de las sanciones.

Libre Abordo y Schlager han recibido casi 32 millones de barriles de crudo venezolano desde el año pasado. Incluso después de que los precios se deprimieron por el brote de covid-19, el petróleo tiene un valor de más de $ 300 millones, más que suficiente para cubrir el costo total del contrato entre Libre Abordo y la corporación estatal de comercio exterior de Venezuela, conocida como Corpovex, de 195,5 millones de euros, $ 217 millones.

Sin embargo, en el transcurso del período, Corpovex acordó cubrir gastos imprevistos, como los costos de envío y las tarifas de retraso de envío, y aún le debe dinero a la compañía, dijo Libre Abordo, sin proporcionar detalles.

La única administradora de Libre Abordo, similar a un director, es una joven de 23 años de edad llamada Olga Maria Zepeda Esparza, según registros corporativos vistos por Bloomberg.

En un comunicado, Libre Abordo dijo que también es una de los dos accionistas de la compañía y nadie más que ellos está autorizado para representar a la compañía.

Los registros públicos de la secretaría de educación de México muestran que, a la edad de 15 años, Zepeda completó sus estudios de secundaria en un programa de aprendizaje para adultos dirigido por el gobierno. Poco más se sabe públicamente sobre Zepeda, y la compañía se negó a comentar sobre su edad o su formación profesional y educativa.

Notiespartano/El Nacional

Compruebe también

Pandemia impactará gravemente el empleo en Latinoamérica

El Fondo Monetario Internacional advirtió el jueves que la pandemia tendrá una fuerte repercusión en …