La endometriosis: el síndrome menstrual del que poco se habla

La endometriosis es una condición que, aunque no es mayoritaria, puede considerarse común. En la etapa reproductiva, este trastorno afecta entre un 10 y 15% de las mujeres en todo el mundo. A pesar de ello, apenas se está investigando a fondo… ¿Quieres conocer más sobre esta afección?.

La endometriosis es una afección que afecta a muchas mujeres en el mundo, pero de la cual no se tiene mucha información. Solo en los Estados Unidos se estima que aproximadamente 5 millones de mujeres la sufren. La afección se da cuando el tejido llamado endometrio (que recubre el útero) crece en sitios que no son el útero, pudiéndose alojar en las trompas de falopio, las zonas abdominales y en los ovarios. Este tejido actúa tal cual lo hace el endometrio, por lo que se encoge, se agranda y muta de forma, ocasionando el desarrollo de tejidos cicatriciales y fuertes dolores.

Formación y síntomas

La formación o causa del trastorno es desconocida. Hay estudios que explican el desarrollo del tejido fuera del útero por el flujo retrógrado, ya que el líquido menstrual pasa por las trompas y, en vez de ser completamente expulsado, se devuelve y queda alojado en partes del aparato reproductor. Hay también teorías que asocian una gran producción de estrógenos con el desarrollo del síndrome, y también otras investigaciones en donde se propone que las células que producen el peritoneo (membranas que cubren la cavidad y las vísceras abdominales) pueden convertirse en tejidos endometriales denominados endometriomas; sin embargo, estas son teorías que no están completamente validadas.

Lo que sí se puede afirmar es que es una condición hereditaria, por lo que puede haber predisposición a sufrirla.

Los síntomas son variados y dependen de la cantidad de desarrollo de tejido presente (es decir, depende mucho de fisiología y el funcionamiento interno de cada cuerpo). Sin embargo, hay una serie de síntomas que son afines a la mayoría que sufre de este síndrome:

  • Los dolores menstruales, tanto antes como durante el período. También se presentan en la parte baja de la espalda y en el abdomen. Pueden ser dolores leves hasta dolores crónicos. También se presentan dolores al orinar y al defecar.
  • Sangrado abundante, ausencia de sangrado o sangrados fuera de la menstruación (hipermenorrea, amenorrea y metrorragia, respectivamente). Los períodos menstruales pueden ser muy cortos (es decir, que los ciclos menstruales son menores a 27 días) o muy largos (más de siete días de menstruación).
  • Presencia de quistes, fatiga, diarrea o estreñimiento y náuseas.
  • Esterilidad o en cierto grado, ya que en el peor de los casos la endometriosis puede causar imposibilidad para gestar o cierta dificultad.

No hay una tasa exacta de casos asintomáticos, pero se estima que aproximadamente entre el 30 y 50% de los casos lo son.

Diagnóstico

La endometriosis puede ser confundida con otras afecciones, como el síndrome de colon irritable o la fibromialgia. Detectarlo puede ser complicado, dado que se pueden hacer exploraciones que no siempre pueden resultar efectivas. Los médicos pueden realizar ecografías, laparotomía o laparoscopia y exploraciones ginecológicas.

Las mujeres que tienen más riesgo a sufrir de esto son aquellas que tienen predisposición genética (es decir, que es hereditario) y no han tenido hijos.

Tratamientos y repercusiones

Aunque no tiene cura, es una condición que se puede enfrentar con tratamientos y cirugías. Si los dolores son leves, el tratamiento es mediante analgésicos. Si la mujer no desea quedar encinta, se pueden recetar métodos anticonceptivos que disminuyan el flujo menstrual y reduzcan los dolores.

Los métodos más extremos son el recetado de hormonas (que deben ser prescritas por un profesional, porque pueden generar descontrol en el sistema endocrino) y las histerectomías (extracción de matriz a través de una intervención médica, que puede ser abdominal, laparoscópica y vaginal).

Hoy en día, el estudio de este trastorno se está profundizando. Es probable que los métodos de diagnóstico se hagan más exactos y menos invasivos, conforme al avance de la tecnología médica.

El cuerpo de la mujer (y, en general, del ser humano) es una máquina de complejo estudio. Aunque la medicina ha dado pasos agigantados para diagnosticar e investigar enfermedades, condiciones como la endometriosis ponen a prueba qué conocimiento poseemos sobre nuestros cuerpos y cuánta utilidad tiene la tecnología en el estudio del ser humano.

Compruebe también

¡Tan sólo 4 ingredientes! Haz un maravilloso baño de crema casero

Nuestro cabello requiere de de ciertos cuidados para darle vida y mantenerlo siempre sedoso, pues cada …