Mongolia detectó casos de peste negra en la frontera con Rusia

Es 2020 y no ganamos para disgustos. Además del COVID-19, un brote de ébola en el Congo y un aviso de las autoridades chinas sobre una posible nueva gripe porcina, en una zona de Mongolia cerca de la frontera con Rusia se ha decretado cuarentena debido a un brote de peste bubónica. También conocida como peste negra.

“Mongolia ha puesto en cuarentena su región occidental cerca de la frontera con Rusia después de identificar dos casos sospechosos de la peste negra relacionada con el consumo de carne de marmota”, ha informado The Moscow Times.

La peste negra nos puede parecer una enfermedad de otro siglo, pero la realidad es bien distinta. Ya en mayo de 2019 se tuvo que poner en cuarentena un avión tras la muerte de dos pasajeros. Sí, estaban contagiados de peste bubónica.

Por desgracia, la peste negra es una enfermedad endémica en países como Mongolia, pero también en Madagascar, República Democrática del Congo y Perú. Y es provocada por la bacteria Yersinia pestis. Esta suele encontrarse “en pequeños mamíferos y en las pulgas que los parasitan”, tal y como señalan desde la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿No hay buenas noticias en 2020? No hay que acelerarse. A pesar de que la peste negra no ha desaparecido y de que hay un brote, las autoridades mongolas han decretado que no se puede entrar en la zona. Por suerte, puede curarse con el uso de antibióticos. Aunque la enfermedad mata en apenas 10 días entre el 30 y el 60% de las personas afectadas, si se detecta a tiempo, los pacientes pueden sobrevivir.

Se suele tardar entre 1 y 7 días en empezar a tener síntomas de la peste negra. Hay dos tipos de esta enfermedad, la peste bubónica y la peste neumónica o pulmonar. La primera se caracteriza porque los ganglios linfáticos se inflaman y son dolorosos. Según avanza la enfermedad, señala la OMS, los bubones se abren y se forman llagas. En este caso es difícil que se transmita entre personas. “Sin embargo, puede evolucionar y diseminarse a los pulmones, causando una forma más grave de la enfermedad denominada peste neumónica”, según la OMS.

En el caso de la peste neumónica, que es la más virulenta, puede incubarse en tan solo 24 horas. Al igual que la COVID-19, “cualquier persona con peste neumónica puede transmitir la enfermedad a otras personas a través de gotículas respiratorias”, indican desde la OMS. Pero, también, con “contacto directo con líquidos corporales infectados o materiales contaminados”, añaden.

Este año está siendo una sorpresa detrás de otra. Pero, por lo menos, en el caso de la peste negra, si se detecta a tiempo y se toman las medidas adecuadas, las personas infectadas tienen más posibilidades de sobrevivir.

Notiespartano/800Noticias

Compruebe también

Trabajadores y estudiantes desafían a Lukashenko con una huelga nacional

Trabajadores y estudiantes protestaron el lunes contra el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko