Cuidados de la piel durante el embarazo

La etapa del embarazo, además de ser una dulce espera, también son meses de muchos cambios para el cuerpo de la mujer y la piel es uno de los órganos que más lo nota pues se estira considerablemente. Por eso ahora más que nunca, mantenerla súper hidratada será la clave para evitar malestar y sobre todo la aparición de estrías, manchas, ente otras.

Platicamos con Gabriela del Fueyo , Farmacéutica especializada en dermocosmética quien nos comparte algunos tips infalibles para cuidarte al máximo durante el embarazo y así lograr que tu piel, uñas y pelo estén siempre saludables. Recuerda que la prevención es indispensable.

Cuidados para la cara

Para la piel del rostro así como la del cuerpo, hay que utilizar siempre cosméticos específicos para pieles sensibles. Limpia e hidrata dos veces al día y, si puedes, aplica de forma semanal un exfoliante corporal que sea suave, de tamaño de partícula fino. Este paso debe realizarse siempre con precaución, con la piel húmeda y evitando el pecho y abdomen.

La aplicación de protector solar debe de ser siempre con un alto índice de protección (SPF50+) para prevenir la aparición de manchas. No importa que el día esté nublado, su aplicación debe ser diaria, teniendo en cuenta que una exposición accidental al caminar, ir en coche o practicar deportes al aire libre, puede ser tan perjudicial para la piel como un día en la playa.

¡Ojo! Hay algunos ingredientes prohibidos que debes evitar a toda costa. ¡Toma nota!
1.Tratamientos con retinol y sus derivados.
• No puedes seguir aplicando estos tratamientos ni vía tópica ni oral durante tu embarazo.
• El uso de retinoides sistémicos (isotretinoína, retinaldehido, etretinato, tretinoína, acitretina) está prohibido en mujeres embarazadas debido a su alta teratogenicidad para el feto durante todo el embarazo.

2. Alfahidroxiácidos (AHAs).

3. Betahidroxiácidos. (BHAs).

4. Hidroquinona.

5. Los blanqueamientos dentales (peróxidos) están contraindicados en el embarazo, debes esperar a terminar la lactancia para aplicarlos.

6. Tampoco se debe realizar depilación láser y tratamientos médico-estéticos.

Cuidados para el pecho

Definitivamente esta es una de las zonas más delicadas y sensibles que deben de tener un cuidado especial, sin olvidarnos de los pezones para prevenir la aparición de grietas. También es muy importante reforzar la piel de esta zona durante el embarazo para evitar la pérdida de firmeza tras la lactancia.

No olvides aplicar cremas compatibles con el embarazo y lactancia, como emolientes (hidratantes) y reafirmante que posean entre sus activos centella asiática, castaño de indias, colágeno y elastina, aceites vegetales como caléndula y germen de trigo.

Evita la aparición de estrías

¿ Sabías que casi un 90% de las embarazadas tienen estrías durante el último trimestre de gestación? La causa principal es mecánica debido a la distensión cutánea a la que ciertas zonas son sometidas durante el embarazo. También se asocia a causas hormonales, de origen endocrino o incluso genéticos. Se producen por una rotura de la dermis y aparecen unas líneas de piel atrófica con trayectos lineales o en zigzag. Se localizan principalmente de manera bilateral y de forma simétrica alrededor del ombligo, la pared abdominal, las caderas, los muslos, boobies y axilas.

El tratamiento principal es preventivo ya que no existe alguno sumamente eficaz para eliminarlas. Lo ideal es aplicar un cosmético antiestrías dos veces al día con un masaje desde el pecho hasta el vientre, caderas y pompas.

Utilizar los productos adecuados mejora el estado de la piel y disimula estas alteraciones, sobre todo en la fase inflamatoria inicial, cuando están rojizas, pero no las consigue eliminar del todo; cuando están blancas los tratamientos tópicos son poco eficaces.

Los cosméticos antiestrías son productos emolientes destinados fundamentalmente a aumentar la elasticidad de la piel para mejora su capacidad de distensión, activar la renovación celular, fortalecer las fibras de colágeno y elastina y así soportar mejor los cambios a los que es sometida durante los meses de gestación.

Suelen ser emulsiones densas que contienen los siguientes activos:
Aceites vegetales (pueden utilizarse solos perfectamente), hidrolizados de colágeno y elastina, activos hidratantes (urea, alantoína, ácido láctico, glicerina, ácido hialurónico, entre otros), extracto de centella asiática o péptidos como el matrixyl.

No olvides que todo esto es con la idea de prevenir y sobre todo que disfrutes al máximo esta etapa.

Compruebe también

Cómo hacer colágeno natural con aceite de coco

Aunque no exista una edad fija para la aparición de signos de la edad, tales …