¿Cuál es tu IQ sexual? conoce tu inteligencia sexual

¿Sabes qué tan inteligente eres en el sexo?, te decimos cómo conocer tu inteligencia sexual.

En algunas ocasiones se cree que las personas que tienen más sexo o que duran más tiempo en las relaciones sexuales son las que tendrán mejor sexo, sin embargo, la inteligencia sexual puede no depender del número
de parejas sexuales, sino de cómo se concibe la sexualidad. Aquí te decimos cómo conocer tu IQ sexual.

Los términos de Inteligencia Sexual e IQ sexual fueron acuñados por primera vez por los psicólogos Michael MIlburn y Sheree Conrad de la
Universidad de Massachusetts en Estados Unidos, quienes describieron la inteligencia sexual como la manera en que una persona vive y entiende su
sexualidad.

De acuerdo con ellos, a partir de la inteligencia sexual, es que una persona determina su dimensión erótica, a través de la cual vive, experimenta y disfruta su sexualidad. ¿Cómo se puede ser una persona inteligente sexualmente hablando?



¿Cómo saber mi IQ sexual?

Existen distintos cuestionarios para conocer la inteligencia sexual de una persona, sin embargo, los expertos coinciden en algunos rasgos que una
persona con alto IQ sexual debe tener. Para saber si eres una persona con un IQ sexual alto debes:

  • Lograr conversaciones libres de prejuicios sexuales con tu pareja.
  • Considerar que tanto el sexo casual como el sexo en una relación estable deben ser placenteros para los miembros de la relación.
  • Pensar si tienes suficiente sexo para sentirte satisfecho.
  • Después de tener un orgasmo buscas refugio emocional con tu pareja.



Por el contrario, si te sientes utilizado después de un encuentro sexual, tienes remordimientos cuando te masturbas y te arrepientes de tener pensamientos sexuales, entonces es probable que tengas un IQ sexual bajo.

¿Cómo ser una persona con inteligencia sexual?

De acuerdo con los expertos, para que una persona pueda desarrollar su inteligencia sexual es necesario aceptar y asumir el historial sexual que
haya vivido, por lo que deberá reconocer las experiencias sexuales que tuvo o tiene, con el objetivo de definir qué le gusta y qué no.

Así mismo, los investigadores recalcan que la inteligencia sexual debe trabajarse constantemente, por lo que deben mantenerse y comprender los pensamientos asociados a la sexualidad, así como el autoconocimiento a
través de la masturbación, y las emociones ligadas a las relaciones sexuales.

De igual forma, la inteligencia sexual implica el cumplimiento
de todas las fantasías sexuales posibles, siempre y cuando éstas
sean legales y consensuadas. Para ello se necesitará establecer el sentido de tener un encuentro sexual y preguntarse: ¿qué espero del sexo? y «no sólo
tener sexo por tener sexo».

Además, una persona con inteligencia sexual suele ser el a lo que le gusta hacer y a lo que le gusta disfrutar, sin embargo también tiene la capacidad de adaptarse a los gustos y necesidades de cada pareja con la que mantiene un encuentro sexual.

Aquellas personas con un IQ sexual alto escuchan a su pareja dentro y fuera de la cama, esto para reconocer y poner sobre la mesa los deseos de cada uno.

Compruebe también

Zonas de la mujer que no se deben tocar en el sexo

Convertirse en todo una diosa o dios del sexo no es tarea fácil. A diario …