Clústeres empresariales son la mejor herramienta para ganar mercado

Lograr economías de escala para poder competir dentro del país y fuera de él, disminuir costos y compartir líneas de productos y canales de distribución son solo algunas de las ventajas que ofrece la unificación empresarial, iniciativa que, sobre todo, representa una oportunidad de impulso y desarrollo para los distintos sectores económicos en medio de la crisis de la pandemia.

Así lo señaló el especialista en banca y finanzas, Juan Francisco Mejía, quien destacó la actual importancia de la formación de clústeres, una iniciativa de empresas que se unen para desarrollar estrategias conjuntas, en aras de fortalecer su competitividad dentro de un marco de trabajo previamente convenido por todas, estableciendo las alianzas necesarias para lograr las acciones formuladas.

De acuerdo con Mejía, las razones competitivas para fomentar este tipo de cooperación entre empresas pasa por racionalizar y dimensionar industrias maduras, y ofrece ventajas como la expansión de negocios ya iniciados, la posibilidad de adelantarse a satisfacer la demanda, integrar procesos y obtener una mejor posición de mercado.

Asimismo, la agrupación de organizaciones en clústeres evita la guerra de precios al compartir mercado y evade la duplicidad de proyectos de investigación, desarrollo e innovación.

Además, aporta a cada organización un mayor número de directivos y expertos, más medios y servicios de abastecimiento y promueve el mejor uso del potencial financiero, así como de recursos físicos y tecnológicos. «Debemos empezar a imaginarnos en qué podemos cooperar con otras empresas», afirmó Mejía durante su participación en el foro Clústeres: una oportunidad empresarial post-pandemia.

El experto aseguró que Venezuela ha tenido una experiencia interesante en esta materia, en áreas como hidrocarburos, plástico y metalurgia. Además, resaltó que el país tiene las capacidades para convertirse en una potencia en cuanto a industria tecnológica.

Escenario post-covid

Volatilidad, incertidumbre y complejidad son los principales factores que marcan la tendencia mundial en medio de la pandemia de Covid-19, cuyas secuelas permanecerán en todos los ámbitos.

No obstante, destacó Mejía, algunos sectores saldrán más favorecidos de la crisis. Entre ellos, menciona la industria de alimentos, farmacéutica, limpieza, química, tecnología, ambiente y, finalmente, el turismo local-regional.

Resaltó que cambiará el funcionamiento urbano en cuanto a formas de movilidad, medio ambiente, uso del transporte, centros comerciales e inmobiliario.

En ese escenario, para la empresa, la flexibilidad y agilidad en todos los procesos productivos y gerenciales son claves para adaptarse a la nueva realidad. Factores como la flexibilidad laboral, el teletrabajo y el trabajo por objetivos -afirma Mejía- han llegado para quedarse. Además, es necesario centrarse en un modelo de negocios claro y dirigirse al mercado local-regional, con miras a la internacionalización.

En concreto, el asesor en materia empresarial destacó la importancia de la unificación de empresas del área textil y equipamiento médico, transporte y logística, turismo local, alimentos de producción local, servicios y aeronáuticos.

Finalmente, subrayó que el escenario post-covid ofrece nuevas y mejores oportunidades para manufacturas de mediana complejidad, dado que son más pequeñas y por tanto más flexibles y rápidas de manejarse, así como para ciertas materias primas que están en auge como algunos minerales y productos agrícolas.

Notiespartano/Banca y Negocios

Compruebe también

Guerra: El bolívar murió como moneda

El diputado José Guerra, sentencia que «el bolívar murió como moneda», al ante el aumento …