Manejo autoritario mina confiabilidad del reporte de la Comisión Presidencial contra COVID-19

El crecimiento exponencial que ha tenido la pandemia del Covid-19 en la primera semana de agosto y finales de julio hace pensar en un manejo autoritario de las cifras que evidencian la manipulación de estas por parte de los funcionarios de gobierno, profundizando aún más la desinformación a la población venezolana.

Tenemos para ello que la Comisión Presidencial contra la Covid-19 cuya vocera es la vicepresidenta de gobierno de Maduro, Delcy Rodríguez, ofrece un balance diario sobre el seguimiento que se le hace a la pandemia, supuestamente sobre lo acontecido en las últimas 24 horas, sin embargo, este informe tendría un retraso aproximadamente de 5 días, desde la fecha en que realizan la prueba PCR y la procesan los tres laboratorios, incluyendo el del IVIC, autorizados por el gobierno nacional y mientras esto ocurre el contagio sigue su curso y a la entrega de los resultados la cadena de contagio se ha multiplicado.

-Maduro anunció que el Laboratorio de Microbiología del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas se sumará al diagnóstico de la covid-19. Con este centro, también ubicado en Caracas, sumado a una pequeña unidad móvil instalada en el estado fronterizo de Táchira, el país tendría tres laboratorios para pesquisar casos. Esta ampliación en el diagnóstico sigue siendo insuficiente cuando se suman mil 400 contagios cada dos días-.

De acuerdo a las cifras oficiales, Venezuela está registrando un crecimiento aproximado, pare el mes de agosto, de 750 contagios diarios, según las cifras oficiales. Así tenemos que para el 18 de julio se habían contagiado, de acuerdo a las cifras entregadas por la Comisión 16 mil 571 personas y para este 10 de agosto los contagiados suman 26 mil 800 ciudadanos, por lo que en lo que va del mes de agosto la media de contagio es de 750 diarios, mientras que en el mes de julio la media estuvo por el orden de los 350, duplicándose el número de contagios, según la comisión

Ahora bien, según el Instituto Nacional de Higiene, aumentó su capacidad de procesamiento a mil pruebas PCR por día en los tres laboratorios, -informes previos la ubicaban en 100 diarios-, por lo que está en déficit en el procesamiento de las pruebas.

Esta capacidad contrasta con la de los países vecinos como Colombia, donde operan un total de 60 laboratorios adscritos, entre privados y oficiales, que están en capacidad de procesar 16.143 muestras diarias.

En Venezuela laboratorios de universidades y clínicas privadas se han ofrecido para el procesamiento de las pruebas, sin embargo hasta el momento el gobierno no ha dado su autorización.

De acuerdo con Nicolás Maduro las pruebas que se realizan en el país para el diagnóstico de covid-19 en su mayoría corresponden a test rápidos de una sensibilidad limitada y que representan el 97,7% de las pruebas realizadas.

La opacidad en los datos y el manejo autoritario se ha convertido en una política de Estado en Venezuela que se inició en el periodo de Hugo Chávez Frías, cuando nombró a un militar en el Ministerio de Salud, denuncian los especialistas.

La información que se divulga sobre la Covid-19 tiene inconsistencias, está centralizada y no permite a los epidemiólogos trazar mapas para cortar la transmisión. En el país no se sabe el número diario de pruebas PCR que se realizan, ni es posible calcular la tasa de positivos, un indicador útil para seguir el comportamiento de la epidemia.

Notiespartano

Compruebe también

Venezuela mantiene constante de crecimiento de Covid-19 y sobrepasa los 74.363 contagiados

Venezuela mantiene constante de crecimiento de Covid-19 según reportó anoche, a través de su cuenta de Twitter @drodriven2