Beso Singapur: Qué es, cómo funciona y los pasos para hacerlo

El beso de Singapur o pompoir hace del minimalismo una práctica sexual de lo más placentera. Es una técnica milenaria oriental, derivado de Tantra, que es la contracción y relajación de los músculos vaginales y abdominales, donde la mujer estimula el pene con la vagina al momento de la penetración, realizando unos movimientos similares al de la succión.

Cómo funciona

Puedes colocarte en cualquier posición, pero para empezar, el hombre pude permanecer pasivo, tumbado boca arriba, y la mujer sentarse sobre él para controlar el ritmo.

Los pasos para hacerlo

  • Tira: para empezar, este un movimiento para introducir el pene en la vagina.
  • Contrae: con tus músculos pélvicos. Identifícalos al orinar: una vez que comience a salir el líquido, trata de hacer pausas, esos son los músculos clave.
  • Expulsa: Imagina que quieres sacar un tampón o copa menstrual, sólo con movimientos de la vagina. Se trata sencillamente de pujar.
  • Haz el movimiento: de “apretar”, después presiona con la entrada de la vagina y el resto de sus partes internas. Es decir, aprietas y, sin soltar, comienzas a sumir y contraer tu vientre bajo. Literal, hasta llegar a tu ombligo, sosteniendo.
  • Masajea: la mujer masajea el pene con movimientos circulares.
  • Ordeña: Este movimiento combina el paso de “apretar” y “expulsar”, para como su nombre lo dice, ordeñar al hombre que eyacula en esta etapa.
  • Vórtice: se realizan movimientos en todas las direcciones posibles. Sólo por puro placer.

Por último, recuerda respirar todo el tiempo, es clave para no cansarte, para oxigenar los circuitos de información sensorial y conectar ambos. Además de que las contracciones deben ser continuadas e intensas, hasta llegar al orgasmo.

Compruebe también

Placer de pies a cabeza, la técnica para besar cada rincón del cuerpo

La imaginación es parte importante en las relaciones sexuales, para desatar el deseo sexual de …