Rusia se niega a abrir investigación por presunto envenenamiento de Navalny

Rusia no quiere presiones, ni tampoco prisas respecto al envenenamiento del principal crítico de Vladimir Putin. El Kremlin ha dicho que los médicos alemanes se han apresurado demasiado al asegurar que el opositor ruso Alexei Navalny fue envenenado, después de que los doctores rusos descartasen esa hipótesis.

El principal opositor a Vladimir Putin sigue en coma tras ser evacuado a Alemania, que ha pedido a Moscú una investigación. El Kremlin sigue de brazos cruzados. «El análisis de nuestros médicos y el de los de Alemania concuerdan por completo. Pero sus conclusiones difieren. No entendemos este apuro de parte de los colegas alemanes», dijo Dimitri Peskov, portavoz del presidente, Vladimir Putin. «Para una investigación debe haber un motivo. Primero hay que encontrar la sustancia y establecer cuál fue el motivo de su estado. Por ahora, constatamos que el paciente se encuentra en coma», dijo Peskov en declaraciones a la prensa rusa.

Peskov cree que la clínica alemana no ha identificado de manera concluyente la sustancia que está detrás de la enfermedad de Navalny. Los médicos del hospital de Berlín en el que se encuentra anunciaron el lunes haber llegado a la conclusión de que el opositor ruso fue intoxicado con «una sustancia del grupo de los inhibidores de la colinesterasa», pero sin poder precisar cuál. Por eso Peskov alega que no está claro la razón por la que los médicos alemanes se «apresuraron» a usar la palabra envenenamiento.

La enzima usada contra Navalny puede ser utilizada, en dosis bajas, contra la enfermedad de Alzheimer. Pero en función de la dosis, puede ser muy peligrosa y producir igualmente potentes agentes neurotóxicos, del tipo del agente Novichok, que casi mata al ex espía ruso Serguei Skripal y a su hija en 2018.

Peskov dijo que los médicos rusos también constataron que Navalny sufría de un nivel de colinesterasa demasiado bajo, «pero que no se podía deducir por ello que haya sido envenenado». «Este bajón [en la colinesterasa] puede tener numerosas causas, por ejemplo la ingestión de algunos medicamentos. Es necesario establecer la causa, y esta causa no la identificaron ni nuestros médicos ni los médicos alemanes. No sabemos si fue o no envenenado», concluyó.

EN COMA DESDE EL JUEVES

El 20 de agosto, Navalny se sintió mal durante un vuelo de la ciudad de Tomsk a Moscú, lo que obligó a los pilotos a realizar un aterrizaje de emergencia en Omsk. El opositor fue ingresado en el Hospital de Omsk en estado grave. Su equipó denunció un envenenamiento en el té, pues no ingirió nada en todo el día. Tras los análisis realizados los médicos diagnosticaron a Navalny un trastorno metabólico provocado por una fuerte caída del nivel de azúcar en la sangre, algo que dicen que puede ser efecto de ciertos medicamentos.

Después de que los médicos de Omsk lograran estabilizar el estado de Navalny -y de muchas presiones de la familia y del gobierno alemán- el opositor fue trasladado a Berlín el 22 de agosto en un avión sanitario.

La Unión Europea ha hecho un llamamiento a las autoridades rusas para que lleven a cabo una investigación independiente sobre la supuesta intoxicación del opositor ruso. «Es imperativo que las autoridades de Rusia inicien sin demora una investigación independiente y transparente», dice el comunicado publicado por el Servicio Europeo de Acción Exterior.

Notiespartano/El Mundo

Compruebe también

G7 donará 1.000 millones de vacunas contra el COVID-19 a países pobres

G7 donará 1.000 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 a los países más pobres durante su cumbre que inicia el viernes