Atleta iraní condenado a dos penas de muerte por protestas contra el régimen

El luchador iraní Navid Afkari, de 27 años, ha sido condenado a 74 latigazos y dos condenas de muerte por el régimen iraní. El motivo: participar en protestas pacíficas contra su gobierno, una manifestación legal, «que el mismo gobierno de Irán aceptó su celebración», han denunciado en las redes sociales que se han hecho eco de la sentencia.

Tras conocerse, ha sido clamoroso la lluvia de mensajes en las redes sociales denunciando la pena de muerte contra una de los deportistas más relevantes del país de los ayatolás.

 
 
 

Según la madre del deportistas, el régimen habría torturado a dos de los hermanos Afkari, también en prisión, para que hablaran contra él: «Vahid condenado a 54 años y Habib a 27 años. Han sido duramente torturados para que se acusen mutuamente. Vahid ha intentado quitarse la vida».

Informe de Amnistía Internacional

Amnistía Internacional (AI) denunció este miércoles que cientos de detenidos en Irán por participar en las protestas antigubernamentales del pasado noviembre han sufrido «actos de tortura generalizados» y han sido sometidos a «juicios injustos», informa Efe.

Según un informe, las torturas incluyeron palizas, latigazos, descargas eléctricas, simulacros de ejecución y de ahogamiento, violencia sexual, privación de atención médica y de alimentos suficientes y reclusión en régimen de aislamiento prolongado, entre otros.

Los detenidos han sido sentenciados por «cargos infundados relacionados con la seguridad nacional» y algunas de las condenas a muerte están basadas en confesiones obtenidas mediante tortura, subraya la ONG.

El texto critica «la complicidad» de jueces y fiscales, la policía, los servicios de inteligencia, las fuerzas de seguridad y los funcionarios de prisiones, a los que acusó de «una larga lista de escandalosas violaciones de derechos humanos».

Además de las citadas torturas, AI afirma que tras las manifestaciones del pasado noviembre hubo en Irán detenciones arbitrarias y desapariciones forzadas, que no han sido investigadas por la Fiscalía.

Esas protestas tuvieron su origen en la subida del precio de la gasolina pero derivaron pronto en fuertes críticas contra el sistema teocrático del país y durante las mismas, según AI, fueron detenidas unas 7.000 personas.

El informe, titulado «Humanidad pisoteada: arrestos masivos, desapariciones y torturas desde las protestas de noviembre de 2019 en Irán», se basa en el testimonio de 60 víctimas y denuncia una «brutal represión de las manifestaciones».

Notiespartano/ABC

Compruebe también

G7 donará 1.000 millones de vacunas contra el COVID-19 a países pobres

G7 donará 1.000 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 a los países más pobres durante su cumbre que inicia el viernes