Voyeurismo: El fetiche de disfrutar al ver el placer de otros

El voyeurismo es un fetiche sexual que consiste en sentir excitación al ver el placer en otros. También se puede desarrollar al escuchar los actos sexuales de otros o las experiencias sexuales que alguien cuenta. Según varias revistas esto es muy común entre las personas.

¿Cómo se desarrolla el voyeurismo? 

Este fetiche se cumple por ejemplo cuando una persona decide masturbarse al ver videos sexuales. Siente un gusto y placer por lo que ve. Hay personas que disfrutan mucha de esta técnica. La persona que lo practica se le denomina voyeur.

 Fetiche sexual que se desarrolla mediante los ojos u oídos.

Entre parejas ocurre cuando el hombre o la mujer disfruta mientras la otra persona se toca o tiene orgasmos. Otras dos situaciones que ejemplifican el voyeurismo; observar a tu pareja mientras se baña o simplemente ver como dos personas tienen sexo delante de ti. 

Puede ser desde algo tan simple como escuchar las historias sexuales de otros hasta el punto de ver como otras tienen relaciones. 

Límites del voyeurismo 

Sin embargo, esta técnica se cumple sin ir más allá de lo permitido, es decir; el voyeurismo se debe dar en el debido permiso. Primero, consúltale a tu pareja si está de acuerdo o no. No puedes lanzarte a espiarla mientras se desnuda o se baña. Ni a esa persona ni a ninguna desconocida o desconocido. 

Puesto que, cuando se trasgreden estos límites se considera que hay un problema psiquiátrico por parte de la persona en insistir por ver a otras personas en situaciones íntimas. Para el buen voyerismo debe haber comunicación.

Compruebe también

Cosas que aumentan el riesgo de sufrir una ETS

A estas alturas de la vida muchos deberían saber que es muy importante prestar atención …