Hallan el cadáver de una joven venezolana enterrado en Trinidad y Tobago

El cadáver de la venezolana Johanna Díaz, de 32 años de edad, fue encontrado enterrado este sábado 5 de septiembre en Trinidad y Tobago. La joven estaba desaparecida desde hace ocho días.

La noticia la confirmó David Smolansky, comisionado de la Secretaría General de la OEA para la Crisis de Migrantes y Refugiados Venezolanos. “Otra tragedia para una familia inmigrante venezolana en ese país del Caribe”, expresó el líder político.

La muerte se atribuye a un caso de violencia doméstica por parte de su exnovio, un mecánico de 35 años de edad que se encuentra bajo custodia de la Policía desde el viernes. El hombre confesó haberla enterrado en el pozo negro del patio trasero de su casa, ubicada en Buen Intento, Princes Town.

La Policía dijo que debido al estado de descomposición del cuerpo solo podrán confirmar la causa de la muerte después de que se realice la autopsia, reseñó el portal local Newsday.

La últimas vez que vieron a Johanna fue el 28 de agosto, cuando informó que iría a San Fernando a buscar un dinero.

A partir del día siguiente dejó de responder las llamadas y mensajes de su celular, así que sus familiares, preocupados, reportaron su desaparición. Señalaron que su exnovio abusaba físicamente de ella.

Los vecinos de Preyson, donde vivía el hombre, contaron al diario local que mantenían una relación intermitente, pero que desde hace dos meses ella se había mudado.

“No la habíamos visto durante unos tres meses. No escuchamos ni vimos nada. Las paredes son altas y no esperábamos algo así en esta tranquila comunidad”, expresó uno de los vecinos del lugar.

Residentes aseguraron que el hombre, que consume drogas, suele ponerse violento e irracional.

De hecho, recordaron que una vez vieron a Díaz con la nariz sangrando y llorando en la calle. “No hablaba inglés. No sabemos si alguna vez lo denunció. Algunos venezolanos vinieron y estaban llorando”, explicó otro vecino.

Karla Rodríguez, prima de la víctima, presumía que Johanna estaba secuestrada inicialmente. Pero cuando los familiares denunciaron la situación, la Policía se negó a revisar la casa por no tener una orden de registro.

“Estamos enojados y tristes con las leyes. Creemos que Johanna estaba viva el jueves por la noche”, dijo Rodríguez a Sunday Newsday por teléfono.

“¿Cómo es que la Policía ingresa a los hogares sin autorización de inmigrantes ilegales pero en este caso no?”, añadió.

La autopsia está programada para el lunes en el Centro de Ciencias Forenses, en St. James.

“Hacemos un llamado a las autoridades de Trinidad y Tobago para que hagan las investigaciones pertinentes sobre el caso de Johanna Díaz. Urgen más acciones para prevenir delitos y discriminación en contra de los venezolanos que huyen de la tiranía de Maduro”, tuiteó Smolanky.

Notiespartano/ElNacional

Compruebe también

Secuestro de autobús deja a sus victimas desnudas en la autopista GMA

Durante la noche del jueves 15 de octubre un grupo de personas en situación de …