Opositora bielorrusa es imputada por atentado contra la seguridad nacional

La miembro del Consejo de Coordinación de la oposición bielorrusa, María Kolésnikova, que junto con Svetlana Tijanóvskaya y Verónica Tsepkalo, encabezaron la campaña electoral contra el presidente Alexánder Lukashenko, ha sido ya interrogada por el Comité de Instrucción de Bielorrusia después de que ayer fuera imputada por «atentar contra la seguridad nacional».

De ello acaba de informar su abogada, Liudmila Kazak en declaraciones a la radio Eco de Moscú. Según sus palabras, a Kolésnikova se la acusa de «hacer llamamientos públicos a tomar el poder de forma violenta», delito que podría costarle cinco años de cárcel.

Pero todo lo que ha hecho la dirigente opositora ha sido participar en las manifestaciones de protesta y pedir al poder que dialogue con la oposición, tras los fraudulentos resultados de los comicios que, según los datos oficiales, dieron la victoria a Lukashenko el pasado 9 de agosto. Desde entonces no han cesado las movilizaciones en demanda de que sean convocadas unas nuevas elecciones.

Kolésnikova fue secuestrada en Minsk por hombres enmascarados el pasado día 7 de septiembre y al día siguiente intentaron deportarla del país, como hicieron con Tijanóvskaya en agosto. Pero, ya en el puesto de control en la frontera con Ucrania, la activista rasgó su pasaporte y terminó siendo detenida.

«No se arrepiente en absoluto de haberse quedado en Bielorrusia de esta manera no tan trivial, después de haber roto su pasaporte. Por supuesto, entiende a lo que se enfrenta, pero por el bien del objetivo que persigue, está dispuesta a aguantar y continuar su lucha», afirmó hoy su abogada. De momento y hasta que se celebre el juicio, Kolésnikova permanecerá en prisión preventiva.

Todo el Consejo de Coordinación de la oposición está siendo investigado en el marco de la causa penal abierta por intento de tomar el poder. Los miembros de su presídium se encuentran encarcelados o deportados a otros países. La única componente de esta estructura creada por la oposición para establecer una línea de negociación con las autoridades que continúa todavía en libertad en territorio bielorruso es la premio Nobel de literatura Svetlana Alexiévich.

Kolésnikova es representante del banquero y candidato también apartado de la lucha por la presidencia, Víctor Babariko. Sondeos independientes le concedían a él la mayor intención de voto de cara a las elecciones del 9 de agosto, pero fue arrestado el pasado 18 de junio y continúa hoy día en prisión. Por eso, Tijanóvskaya, Kolésnikova y Tsepkalo unieron sus fuerzas contra el dictador. Designaron a Tijanóvskaya como candidata, cuyo marido también está en la cárcel y tampoco pudo concurrir a los comicios.

Notiespartano/ABC

Compruebe también

Críticas de Trump a demócratas amenazan el paquete de ayudas

Críticas de Trump a demócratas de no estar dispuestos a llegar a un compromiso aceptable