Expertos aconsejan sobre cómo masturbarse mejor

La masturbación es probablemente algo que todos los seres humanos hayan probado en su vida, al menos luego de pasar cierta madurez sexual. Aunque sea una práctica muy común, es probable que no lo esté haciendo de la mejor manera o que haya formas con las que pueda hacerlo mejor.

Es por eso, que en los últimos años se ha popularizado una nueva profesión, la del coach de masturbación, un maestro en esta práctica. La revista Dazed habló con Sue Sutherland, una sexóloga y coach de relaciones para conocer más.

“Un coach de masturbación es alguien que ayuda a la gente a desarrollar una práctica saludable, erótica y consciente en solitario”. Sue renunció a su trabajo como consultante para entrenarse en seis meses trabajando con 17 voluntarios, aprendiendo sobre la respiración, el cuerpo, el movimiento, la anatomía, neurociencia, conciencia y más.

“Hasta ese momento, pensé que era la única que estaba estancada en los mismos hábitos insatisfactorios, y yo ni siquiera sabía lo que no sabía sobre mi cuerpo y cómo la excitación funciona. No nos enseñan cómo masturbarnos como parte de nuestro sistema de educación y es ocasionalmente envuelto en vergüenza y juicio”, dice la experta.

Sue ha trabajado en hacer que los pensamientos erróneos sobre la masturbación cambien, como “tener un orgasmo es la única razón para masturbarse”, o “que es vergonzoso y solo los hombres lo hacen”, uno de los conceptos erróneos más grandes es “que puedes masturbarte demasiado o no lo suficiente.

A través de talleres ella logra aclarar esas ideas, así como a tener mejores orgasmos y un mayor entendimiento sobre el cuerpo, “Muchos tienen problemas con saber cómo deberían sentirse, actuar o ser”, explica. “Hay mucho énfasis en mantener erección y penetración y una falta clara en el tacto no sexual”.

Sutherland da varios consejos para lograr una mejor masturbación:

Recuerde que usted tiene todo un cuerpo para jugar, no solo los genitales. Mezcle diferentes maneras de tocarse para encontrar más diversión.

Si usualmente usted se sienta o se acuesta cuando se masturba, trate de ponerse de pie o arrodillarse. Puede sorprenderse con lo diferente que se siente.

Cuando encuentra una sensación particular para el placer, trate de rebajar el tacto a un 50%.

Note cuando sea que efectivo detenerse. Puede que usted alcance un estado natural. La mayoría de gente se tensa, respira menos y se tocan a sí mismos más fuerte y rápido para tratar y sobrepasar la calma con sensación. Tómelo como una oportunidad para tratar un tipo diferente de tacto, tome un gran respiro o mueva su cuerpo.

Abra su boca, en el momento más fuerte de la pasión con otros, la mayoría de personas lo hacen. Entre más se respire más posibilidad hay de sentir. Respirar también es una buena forma para que las sensaciones se muevan en el cuerpo.

Recuerde que el orgasmo no es igual a la masturbación. Puede tener una nutrición profunda sin el clímax. Juegue con escalas de excitación y disfrute los momentos.

Ponga una intención en su práctica de placer. Puede que usted quiera redescubrir partes de su cuerpo que hacen que usted se excite o se caliente, explore y sea inventivo.

Disponga de un tiempo para explorarse a sí mismo sexualmente. Tómese su tiempo para hacerlo especial para usted. Que la temperatura sea la adecuada para su habitación, así como la luz, agregue música, velas o lo que sea que tenga significado para usted.

Si tiene un orgasmo, note si ese es el final de la experiencia para usted. ¿Qué tacto puede ser placentero para usted en este estado postorgásmico? Su cuerpo puede estar más receptivo de lo que usted cree.

Compruebe también

Prácticas sexuales que lo pueden llevar a la muerte

Los circuitos de dolor y del placer se encuentran muy cerca en el cerebro y …