Luis Arce, el heredero de Evo Morales que es el virtual ganador de las elecciones en Bolivia

Los resultados del sondeo a boca de urna de la encuestadora Ciesmori dan como ganador de la elección presidencial en Bolivia a Luis Arce, heredero político del exmandatario, Evo Morarles, y candidato por el partido Movimiento al Socialismo (MAS).

Arce ganó al registrar el 52,4% de los votos, según los resultados del sondeo con lo que se impuso a su más fuerte rival, el candidato por el partido de centroizquierda, Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa.

El ganador de la elección, de 57 años, es un economista que se desempeñó como ministro de Hacienda en 2006, cuando Morales asumió la presidencia, y desde 2009 ejerció como ministro de Economía y Finanzas Públicas del expresidente.

Arce también trabajó en el Banco Central durante 18 años en diversos cargos antes de llegar al Gobierno.

Durante el tiempo en el que Arce fue ministro de Evo Morales, el Producto Interno Bruto de Bolivia se elevó de USD 9.500 millones a USD 40.800 millones, y se redujo la pobreza del 60% al 37%, según datos oficiales.

“Optamos por Lucho porque el tema económico será fundamental”, explicó Morales cuando eligió a Arce para ser el candidato del MAS, al haber sido considerado como la pieza clave del éxito económico del país en los mandatos pasados.

“No es sencillo elegir un candidato, han hecho falta 208 horas de debate”, añadió Morales luego de anunciar la elección de Arce en enero pasado.

Arce fue escogido por más de 50 delegados del partido MAS que se desplazaron hasta Buenos Aires, en enero, donde se encuentra Evo Morales luego de su renuncia a la presidencia en noviembre del año pasado.

La fórmula vicepresidencial de Arce es David Choquehuanca, un indígena aimara a quien se le resalta su capacidad para atraer el voto de las comunidades indígenas a favor de Arce.

Morales admitió que la elección de Arce fue concertada en un debate donde el joven dirigente cocalero Andrónico Rodríguez, de 29 años, tuvo hasta el final la posibilidad de ser candidato presidencial.

Luego de la renuncia de Evo Morales, la entonces congresista Jeanine Áñez se proclamó jefa de Estado de Bolivia en el Parlamento en una sesión sin quórum, al argumentar que así lo establece el orden constitucional.

Morales renunció presionado por las fuerzas de Policía y el Ejército, luego de múltiples protestas y denuncias de fraude en las elecciones presidenciales del 20 de octubre del año pasado, que ganó y le permitían mantenerse en el poder por un cuarto mandato hasta 2025.

Arce venció este domingo a Carlos Mesa, el político cuya derrota desató las protestas en 2019. El candidato y expresidente de Bolivia fue el segundo en las votaciones con el 31,5 % de los votos, según el sondeo.

Mesa, de 67 años, es un periodista e historiador nacido en La Paz que buscaba llegar a la presidencia para “estar en el centro de las cosas y trabajar para moverlas y cambiarlas”.

En 2002, fue vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada por el Movimiento Nacionalista Revolucionario, pero cuando Sánchez presentó su renuncia, en 2003, Mesa ocupó la presidencia durante dos años.

En ese periodo, gozó de una alta popularidad y llegó hasta el 62% de aprobación, pero las masivas manifestaciones desatadas por el aumento en los precios de los combustibles hizo que perdiera el respaldo de la sociedad y, finalmente, cedió ante la presión y renunció el 9 de junio de 2005.

Casi 15 años después, Mesa se postuló sin partido a las elecciones de 2019 contra Morales en las que perdió, pero después de que estas fueron anuladas, vio otra oportunidad y se postuló como candidato para los comicios de 2020.

Las urnas cerraron, el domingo, oficialmente a las 5:00 p.m. aunque algunas zonas permitieron la continuidad de las votaciones un tiempo adicional. Se habilitaron 5.134 urnas para que más de 7,3 bolivianos ejercieran su derecho al voto.

Las elecciones, que son las primeras realizadas en América Latina después de que se declarara en marzo la pandemia de la COVID-19, fueron aplazadas en varias ocasiones a causa de las restricciones para frenar la propagación de la enfermedad.

Según medios locales, las medidas para evitar los contagios masivos en las elecciones, ralentizaron el proceso de votación, con largas filas y tiempos de espera de hasta dos horas. En algunas zonas, se reportó que no se respetaron los protocolos de bioseguridad.

Notiespartano/TRT

Compruebe también

Acciones legales contra México por corte suministro de gas tomará Consorcio Braskem-Idesa

Acciones legales contra Cenegas le informó el 30 de noviembre que no renovaría un contrato para el transporte de gas natural y lo bloqueó