Djokovic podría igualar record de Federer

Novak Djokovic volverá a jugar en Viena 13 años después de su última participación en el ATP 500 austriaco, que ganó en 2007. Será la tercera vez que el serbio dispute este torneo y en su estreno se enfrentará el martes a su compatriota Filip Krajinovic, un rival que le incomodó este mismo año tanto en Belgrado, cuando ganó por retirada del número uno del mundo en el segundo set, como en Roma, donde cayó por 7-6 (7) y 6-3) tras plantar cara durante muchos minutos. «Hace solo unos días bromeé con Filip sobre cómo sería enfrentarnos. La posibilidad de que esto ocurriera es muy pequeña, pero luego sucedió. Somos buenos amigos y le gusta jugar duro. El primer partido siempre es difícil», dijo Nole.

La historia de Djokovic en Viena estuvo marcada por sus enfrentamientos contra Stan Wawrinka, que le eliminó en la segunda ronda de 2006 y del que se vengó en la final de 2007. El suizo también estará en la edición de este año, aunque no como cabeza de serie en una nómina de mucho nivel, que cuenta con el número tres, Dominic Thiem, los rusos Daniil Medvedev y Andrey Rublev, el francés Gael Monfils, el canadiense Denis Shapovalov, el griego Stefanos Tsitsipas y el argentino Diego Schwartzman como principales favoritos. Pablo Carreño, que debutará este lunes contra Monfils, es el único representante español.


En el camino de Djokovic, que puede ganar hasta 500 puntos si sale campeón de la capital de Austria, estarían por ranking Coric, Schwartzman y Tsitsipas, antes de una hipotética final ante Thiem. «Le tengo mucho respeto y se mereció mucho ganar el US Open este año. Por supuesto, espero que haya una final entre los dos, pero queda un largo camino por recorrer. Especialmente con este fuerte cuadro», explicó Djokovic. Y es que ese cuadro al que alude es pequeño y muy difícil por el nivel de los participantes. No obstante, haga lo que haga el balcánico, acabará 2020 como número uno porque Rafa Nadal ya no puede alcanzarle en estos próximos meses. Será el sexto año que termine en lo más alto de la tabla, uno más que el balear y que Roger Federer. «Sampras fue mi ídolo cuando era niño y, por supuesto, quiero terminar este año como el número uno del mundo e igualar el récord con eso. Este logro es sin duda uno de los mayores del deporte mundial», reconoció el de Belgrado, que se pondrá a la altura del mito estadounidense y que tiene en mente superar la marca de semanas en el trono que mantiene Federer con 310. Él ahora acumula 292.

«No defiendo puntos en enero por la congelación del sistema del ranking hasta marzo. Sólo podría ganar porque se cuenta en mejor resultado de cada torneo en los últimos dos años. Para mí está muy bien porque gané muchos puntos en Australia (2.000). Es mi gran deseo y objetivo lograr esto, y espero que pueda conseguirlo en marzo, pero hay un montón de cosas impredecibles que pueden pasar. Hay grandes jugadores detrás como Rafa y Dominic. Ya veremos», concluyó Novak.

Notiespartano/As

Compruebe también

Finalmente, el estadio San Paolo de Napoli pasa a llamarse Diego Armando Maradona

4 dic (Reuters) – El estadio San Paolo del Napoli ha sido oficialmente rebautizado como …