Kebab de pollo, una comida rápida y popular

En muchos países árabes, el kebab es el rey. Esta palabra de origen persa significa “carne a la parrilla”. Por lo general, suele estar hecho de cordero o ternera picados y ensartados en anchas brochetas de metal que se suspenden sobre largas artesas de brasas de carbón.

Sin embargo, también existe el kebab de pollo, marinado con hierbas aromáticas y especias. Una vez asado se enrolla en pan blando y se adereza con pimentón, yogur y otras guarniciones típicas de Oriente Próximo. Se trata de un plato popular que se ha extendido por el mundo.

Cómo prepararlo

Ingredientes (para 4 personas)

500 g de pechugas y muslos de pollo deshuesados y cortados en dados de 2 cm

4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

1 cucharadita de orégano seco

½ cucharadita de pimienta negra machacada

Jugo recién exprimido de un limón

Para servir

1 pepino de 20 cm, la mitad cortado en rodajas y la otra mitad rallado grueso

125 ml de yogur natural cremoso

2 dientes de ajo picados

4 cucharadas de menta o perejil frescos picados, más ramitas adicionales para decorar

Sal al gusto

4 panes planos, ya sea lavash, pan de pueblo o pan de pita cortado por la mitad

1-2 tomates, en dados

¼ de lechuga crujiente (puede ser romana picada)

1 cebolla roja cortada en aros

4 brochetas metálicas para kebab, untadas en aceite

Preparación

Ensarte el pollo en las brochetas y colóquelo en un plato de loza o de cristal. Mezcle el aceite, el orégano, la sal, la pimienta y el limón en una jarra, y rocíe la mezcla sobre el pollo. Déjelo adobar durante 10 minutos. Caliente en una parrilla y ase los kebabs durante unos 5 u 8 minutos por cada lado o hasta que el pollo esté firme y blanco por dentro.

Ponga el pepino rallado en un colador y exprímalo hasta que expulse todo el líquido. Páselo a un bol y mézclelo con el yogur, el ajo, la menta o el perejil, y sal. Tueste ligeramente el pan y, si utiliza pita, córtelo por la mitad y ábralo de tal modo que quede como un bolsillo.

Extraiga el pollo asado de las brochetas y repártalo entre los panes. Agregue el pepino en rodajas, tomate, lechuga y cebolla, y sazónelo con un poco de mezcla de yogur y ramitas de hierbas. Enrolle los kebabs o envuélvalos en papel encerado y sírvalos.

Compruebe también

Crujientes albóndigas de pollo rellenas con queso

Ideales para acompañar cualquier comida, o incluso servirlas como pasapalo, estas albóndigas de pollo son …