Erick Salcedo: “Bravos es una familia”

Durante las tres primeras semanas de campeonato, Bravos de Margarita ha tenido una bujía que ha encendido algunas victorias. Gran aliado del manager Henry Blanco, tanto al momento de confeccionar una jugada o de responder con el bate.

Erick Salcedo ha sido uno de los artífices de la buena arrancada que mantiene bien ubicado a los insulares en la División Occidental.

Pero el jugador también ejecuta a perfección un trabajo importante, que lamentablemente no aparece registrado en las hojas de anotación y tampoco en los box scores. Se encarga de mantener contentos a sus compañeros, les insufla ánimos, basado en su proverbial simpatía y en la entrega ejemplar que desparrama sobre el terreno de juego. Aporte que no posee fórmulas de medición estadística, pero que goza de un gran peso específico.

“Con el bate me he sentido bastante bien. Llevo meses de pleno trabajo, hasta donde mi esposa me ha ayudado. La clave está en sentirse bien y en colaborar para sumar victorias para Bravos”, señaló Salcedo, que exhibe una línea ofensiva de .323/.344/.452, con dos dobles, un triple, cinco remolcadas y .796 de OPS, en sus primeros nueve encuentros.

Salcedo despierta admiración en el club. No solo por sus atinadas declaraciones, sino también por la buena forma en la cual se reportó al equipo, a pocas horas de iniciar la campaña.

“En mi casa tengo una caja de bateo. Allí me preparé a conciencia. Siempre tuve contacto con el manager Henry Blanco, quien me animó para que trabajara con fuerza. Los instructores del equipo también hacían lo propio. Esto establecía un compromiso y no podía defraudarlo. Por esta razón, llegué bien afinado a la temporada”.

Es claro el optimismo del infielder, quien espera muchas cosas buenas de esta versión que presenta Bravos en la actual campaña.

“Afortunadamente, el equipo es una familia. El ambiente que se respira es de unión. Los novatos ansiosos por mostrar sus condiciones. Y unos jugadores más experimentados, quienes debemos dar el ejemplo y que nos esforzamos por ayudar a esos jóvenes que están comprometidos a hacer bien el trabajo. Tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que se sientan cómodos y felices. En un ambiente como el que tenemos, es muy difícil que las cosas no salgan bien”.

Considera Salcedo que hay una variable difícil de afrontar.

“Resulta bastante difícil jugar fuera de casa, en estadio prestado y sin nuestros aficionados. Tampoco ayuda la presión a la cual nos somete el Covid-19. Pero es la situación reinante que bastante fuerte ha golpeado al beisbol, en todas sus manifestaciones este año. Por ello debemos acostumbrarnos a jugar en Valencia y a no bajar nuestro rendimiento. Tenemos que jugar pelota y para eso estamos acá. Es lo que hay y es nuestra obligación responderle a nuestra afición”, sentenció el eficiente infielder.

Notiespartano/LVBP

Compruebe también

El Mundial de Clubes se disputará del 3 al 12 de febrero en Emiratos Árabes

El Mundial de Clubes 2021 se disputará en Emiratos Árabes Unidos del 3 al 12 …