UE podría otorgar aprobación final a vacuna de Pfizer/BioNTech el 23 de diciembre

BRUSELAS, 16 dic (Reuters) – La Unión Europea podría conceder la aprobación final a la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech tan pronto como el 23 de diciembre, dijo el miércoles un alto funcionario del bazo ejecutivo del bloque, apenas dos días después de la posible autorización del regulador de salud de la UE.

Bajo las normas de la UE, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) recomienda la aprobación de nuevos fármacos y vacunas, pero la decisión final para iniciar la distribución recae en la Comisión Europea después de consultas con los gobiernos del bloque.

EMA dijo el martes que podría emitir su recomendación sobre la vacuna de Pfizer-BioNTech el 21 de diciembre.

«Si este es el caso, la Comisión Europea está lista para otorgar la autorización formal para colocarla en el mercado mediante procedimientos muy rápidos», dijo a los legisladores de la UE el vicepresidente de la Comisión, Margaritis Schinas.

«Podemos hacerlo en dos días», dijo, lo que significa que la aprobación final podría llegar el 23 de diciembre.

La fecha acortaría aún más los plazos después de que EMA adelantó en más de una semana su posible decisión, originalmente prevista para el 29 de diciembre. La Comisión dijo la semana pasada que podría autorizar las vacunas dentro de los tres días posteriores a la aprobación por parte de EMA.

Gran Bretaña y Estados Unidos se encuentran entre los países que ya han aprobado la vacuna de Pfizer/BioNTech.

EMA suele tardar al menos siete meses en emitir una recomendación sobre vacunas tras recibir la totalidad de los datos de ensayos de los fabricantes, mientras que la Comisión Europea puede tardar hasta dos meses más en autorizar las dosis tras la aprobación inicial del regulador.

(Reporte de Francesco Guarascio. Editado en español por Marion Giraldo)

Compruebe también

Biden y Macron discuten fortalecer defensa europea tras crisis bilateral

Biden y Macron discutieron el fortalecimiento de la defensa europea en una llamada telefónica el viernes , informó la Casa Blanca