Publican el acuerdo comercial del Brexit mientras Londres llama a superar las «feas» disputas

LONDRES, 26 dic (Reuters) – Reino Unido publicó el sábado el texto de su acuerdo comercial con la Unión Europea a solo cinco días de salir de uno de los bloques comerciales más grandes del mundo en su mayor transformación internacional desde la pérdida del imperio.

El acuerdo incluye un convenio comercial de 1.246 páginas, así como acuerdos sobre energía nuclear, intercambio de información clasificada, energía nuclear civil y una serie de declaraciones conjuntas.

El «Proyecto de Acuerdo de Comercio y Cooperación entre la UE y el Reino Unido» significa que a partir de las 2300 GMT del 31 de diciembre, cuando el Reino Unido finalmente abandone el mercado único y la unión aduanera de la UE, no habrá aranceles o cuotas sobre el movimiento de bienes originados en cualquier lugar entre el Reino Unido y la UE.

El primer ministro Boris Johnson presentó el acuerdo como la aplicación final de la voluntad del pueblo británico, que votó en proporción de 52-48% a favor del Brexit en un referéndum en 2016, mientras que los líderes europeos dijeron que había llegado el momento de superar el Brexit.

Michael Gove, un ministro británico que hizo campaña junto a Johnson para abandonar la UE, dijo que el acuerdo permitiría a Reino Unido dejar atrás algunas de las divisiones de los casi cinco años de crisis del Brexit.

«Se han tensado amistades, se han dividido familias y en ocasiones en nuestras políticas ha habido rencor y, a veces, gestos feos», escribió Gove en The Times.

«Podemos desarrollar un nuevo patrón de cooperación amistosa con la UE, una relación especial si se quiere, entre iguales soberanos», dijo Gove.

El referéndum del Brexit puso de manifiesto que el Reino Unido está dividido en muchas más cosas que la Unión Europea, y ha alimentado un examen de conciencia sobre todo, desde la secesión y la inmigración hasta el capitalismo, el imperio y la identidad británica moderna.

Estas reflexiones en medio de la crisis política del Brexit han dejado desconcertados a los aliados del país, que es la sexta economía del mundo y constituye un pilar de la alianza de la OTAN. Además, Reino Unido ha sido considerado desde hace décadas como un modelo fiable de estabilidad económica y política en Occidente.

PACTO

Las dos partes finalmente cerraron un acuerdo comercial en Nochebuena que reconoce de manera explícita que el comercio y la inversión requieren de condiciones para «un campo de juego equitativo para una competencia abierta y justa».

Sin embargo, si hay «divergencias significativas» en las reglas entre las dos partes, entonces pueden «reequilibrar» el acuerdo.

Cada parte tendrá un árbitro independiente para el control de las subvenciones, aunque no queda inmediatamente claro qué organismo lo hará en el Reino Unido, que ha insistido en quedar libre de toda jurisdicción por parte del Tribunal Europeo de Justicia.

En cuanto a los servicios, que constituyen hasta el 80% de la economía británica, las dos partes se comprometen simplemente a «establecer un clima favorable para el desarrollo del comercio y la inversión entre ellas».

En cuanto a los derechos de pesca, Johnson aceptó un período de 5 años y medio para introducir gradualmente nuevas normas sobre lo que los barcos de la UE pueden capturar en aguas británicas, tras lo cual habrá consultas anuales sobre las capturas de la UE.

Reino Unido ya no participará en organizaciones de intercambio de seguridad y bases de datos como Europol, Eurojust y SIS-II, aunque habrá cierta cooperación para el intercambio de información de pasajeros y ADN, huellas dactilares y datos de matriculación de vehículos.

El texto incluye muchos anexos detallados, como los relativos a las normas de denominación de origen, la pesca, el comercio del vino, los medicamentos, los productos químicos y la cooperación en materia de datos de seguridad.

Los Estados de la UE están trabajando ahora para aplicar el acuerdo antes del 1 de enero mediante un procedimiento rápido conocido como «aplicación provisional».

Sin embargo, la Comisión Europea dijo al publicar el tratado que el enfoque de la vía rápida se mantendría solo hasta finales de febrero ya que el consentimiento del Parlamento Europeo —esperado en las primeras semanas de 2021— todavía es necesario para aplicarlo de forma permanente.

Puede ver el texto del borrador del acuerdo en este enlace: https://bit.ly/2WZ05Ip

(Información de Guy Faulconbridge; editado por Andrew Heavens; traducido por Tomás Cobos)

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEGBP046-BASEIMAGE

Compruebe también

JD Sports comprará una participación del 80% en el minorista online español Deporvillage

28 jun (Reuters) – JD Sports Fashion dijo el lunes que su unidad española comprará …