Sudamina | Qué es, principales síntomas y tratamiento

La sudamina, también llamada miliaria o sarpullido por calor, es una respuesta del organismo al exceso de calor y de sudor, que se caracteriza por la aparición de manchas y ronchas rojas en la piel que causan comezón y ardor, como si fuesen picadas de insecto en la piel, surgiendo con mayor frecuencia en el rostro, cuello, espalda, pecho y muslos.

La aparición de ronchas rojas no es grave y tienden a desaparecer naturalmente, por lo que no existe un tratamiento específico. Sin embargo, para aliviar la comezón y la irritación, se debe adoptar algunos cuidados, como por ejemplo: mantener la piel limpia y seca, tomar un baño frío o aplicarse una loción de calamina sobre la piel.

La sudamina ocurre cuando las glándulas de sudor se bloquean y el cuerpo transpira más de lo normal, siendo esta la causa más común de sarpullido en bebés, principalmente en los recién nacidos, porque todavía tienen las glándulas de sudor poco desarrolladas. Conozca otras causas de alergia en la piel del bebé.

Sin embargo, la sudamina también puede surgir en adultos, especialmente cuando el clima está caliente y se realiza actividad física intensa.

Cómo se realiza el tratamiento
No hay un tratamiento específico para la miliaria porque tiende a desaparecer naturalmente. Sin embargo, para aliviar los síntomas como picazón e irritación, es importante adoptar algunos cuidados como:

Evitar la exposición al sol;
Utilizar ventilador en casa;
Usar ropa fresca, holgada y de algodón;
Darle un baño de agua tibia al bebé o tomar un baño con agua fría con un jabón de pH neutro, sin fragancias o colorantes, dejando que la piel se seque naturalmente, sin usar toalla;
Aplicar compresas frías en el cuerpo;
Aplicar una loción de calamina en la piel la cual puede ser aplicada a partir de los 2 años de edad.
En los casos en que el sarpullido no se cure con estas medidas, se recomienda consultar a un dermatólogo en el caso de los adultos, o un pediatra en el caso de los bebés para que oriente el uso de cremas antialérgicas o de antihistamínicos.
Cuándo se debe acudir al médico
Es necesario llevar al bebé al pediatra, consultar a un dermatólogo o ir al servicio de urgencia cuando:

Las manchas y las ronchas aumentan de tamaño y cantidad;
Las burbujas empiezan formando o liberando pus;
Las manchas se vuelven más rojas, hinchadas, calientes y dolorosas;
El individuo o el bebé tiene fiebre por encima de 38ºC;
Aparecen en la axila, la ingle o el cuello.
Estos síntomas pueden indicar que las ampollas de la sudamina se han infectado y, en estos casos, es necesario que el médico prescriba un antibiótico para tratar la infección

Compruebe también

El coronavirus se siente «particularmente atraído» por el grupo sanguíneo A

Se confirma la atracción de la COVID-19 por un grupo sanguíneo. A medida que los …