6 preguntas con respuesta sobre el apetito sexual

Alrededor del apetito sexual siempre han surgido muchas preguntas que parecen no tener respuesta. Algunas personas pueden sentirse cohibidas para hacérselas a su médico de cabecera y es por eso por lo que en 20 minutos hemos querido responder a algunas de ellas que son de gran importancia. Porque el apetito sexual es algo que siempre genera preocupación.

¿Por qué no tengo ganas de tener relaciones sexuales?

No hay por qué sentirse una persona rara por no tener ganar de mantener relaciones sexuales. Vivimos en una sociedad que tiende mucho al estrés, por ello, no es extraño que esto afecte al apetito sexual. Tanto el estrés como la ansiedad disminuyen las ganas de tener relaciones, pero afortunadamente se pueden recuperar una vez se trata el problema de raíz.

No me siento a gusto con mi cuerpo, ¿está esto afectando al deseo?

Por supuesto que sí. Sentirse a gusto con el propio cuerpo es fundamental para que el apetito sexual no disminuya. Cuando tienes algún complejo con tu cuerpo te vas a sentir inseguro, poco deseable, y esto va a repercutir directamente en tu apetito sexual que disminuirá. Para solucionar esto hay que trabajar la autoestima. Una buena autoestima es clave para esto.

¿La menopausia afecta al apetito sexual?

Cuando una mujer llega a la menopausia sufre una bajada hormonal que puede afectar al apetito sexual. De repente, no tiene ganas de mantener relaciones, no le apetece nada. 

Por lo tanto, la menopausia sí puede afectar al apetito sexual, pero existen varias formas de abordar el problema. Se pueden utilizar lubricantes para combatir la sequedad, probar juguetes y, sobre todo, comunicarse mejor con la pareja. Esto ayudará mucho a aumentar el deseo.

Tengo mucho apetito sexual, ¿es un problema?

Para empezar habría que determinar qué es tener mucho apetito sexual. ¿Masturbarse una vez cada día (o más)? ¿Sentir deseo por la pareja y querer mantener relaciones frecuentes? ¿Cuál es la frecuencia que tú consideras alta?

Tener mucho apetito sexual o poco es relativo y ante cualquier duda lo mejor es consultarlo con un profesional. Si esto no afecta a tu vida, no supone ningún problema. En caso de que así sea, un sexólogo podrá ayudarte a resolverlo.

¿Cuándo acudir a un profesional?

Cuando el apetito sexual supone una preocupación, en el momento en el que la libido parece que se ha perdido, si se está pasando por la menopausia o se tiene una disfunción eréctil, por ejemplo… Ante cualquier pregunta o problema con relación al apetito sexual puedes acudir a un profesional. Así podrás sentirte cómodo y bien con respecto a esta parte de tu vida.

Tengo ganas de sexo, pero ¿por qué con mi pareja esto desaparece?

Si el apetito sexual está, pero no se siente con la pareja (sí en otras circunstancias) entonces puede haber un problema de comunicación y de insatisfacción sexual que debe ser resuelta. Muchas veces, no comunicar los deseos o tener vergüenza de decirle a la pareja «tócame aquí o allí» provoca frustración, pues no se disfruta de las relaciones. Hay que cambiar esto..

Estas son algunas preguntas con relación al apetito sexual que tienen algo en común. La necesidad de mejorar la comunicación de los deseos a la pareja y la búsqueda de ayuda profesional para resolver dudas, desmentir creencias y encontrar soluciones a problemas con el apetito que son fáciles de resolver. Ante cualquier malestar, los terapeutas están para ayudar.

Notiespartano

Compruebe también

8 consejos para disfrutar del sexo al máximo y de forma saludable

Vivir las relaciones eróticas saludablemente implica hacerlo con gusto, conociéndose, valorándose, eligiendo qué, cómo, cuándo …