El PIB de EEUU probablemente registró su peor evolución en 74 años en 2020

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 28 ene (Reuters) – La economía estadounidense probablemente se contrajo a su ritmo más fuerte desde la Segunda Guerra Mundial en 2020, ya que la pandemia de COVID-19 devastó empresas de servicios como restaurantes y aerolíneas, dejando a millones de estadounidenses sin trabajo y en la pobreza.

También se prevé que la instantánea del Departamento de Comercio sobre el producto interior bruto del cuarto trimestre que se publicará el jueves muestre que la recuperación de la pandemia perdió fuerza a medida que el año terminaba, debido al resurgimiento de las infecciones por coronavirus y el agotamiento de los casi 3 billones de dólares de fondos de ayudas del Estado.

La Reserva Federal dejó el miércoles su tipo de interés de referencia a un día cerca de cero y se comprometió a seguir inyectando dinero a la economía a través de la compra de bonos, advirtiendo que «el ritmo de recuperación de la actividad económica y el empleo se ha moderado en los últimos meses».

El presidente estadounidense, Joe Biden, ha presentado un paquete de recuperación por valor de 1,9 billones de dólares y podría utilizar el informe del PIB para presionar a algunos legisladores que se han opuesto al elevado coste del proyecto poco después de que el Estado proporcionara casi 900.000 millones de dólares en estímulos adicionales a finales de diciembre.

Los economistas pronostican que la economía se contrajo un 3,6% en 2020, el peor desempeño desde 1946. La cifra se produciría después de un crecimiento del 2,2% en 2019 y sería la primera caída anual del PIB desde la Gran Recesión de 2007-09.

En el cuarto trimestre, se estima que el PIB se expandió a una tasa anualizada del 4%, según una encuesta de Reuters entre economistas. El virus y la falta de otro paquete de gastos redujeron el gasto de los consumidores y eclipsaron parcialmente la solidez en el sector de fabricación y en el mercado de la vivienda.

El gran retroceso previsto, tras un ritmo de crecimiento histórico del 33,4% en el período julio-septiembre, dejaría el PIB aproximadamente un 2,3% por debajo de su nivel de finales de 2019. Ante la falta de control sobre el virus, los economistas creen que el crecimiento seguirá ralentizándose en el primer trimestre de 2021, antes de recuperar la velocidad en el verano cuando los estímulos adicionales entren en acción y más estadounidenses se vacunen.

(Información de Lucia Mutikani; editado por Chizu Nomiyama; traducido por Tomás Cobos)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH0R0NB-BASEIMAGE

Compruebe también

Alemania mantiene restricciones hasta el 28 de marzo

Alemania reabrirá a partir del próximo lunes algunos comercios no esenciales, tras casi tres meses de cierre forzado por la pandemia