Enrique y Meghan se separan definitivamente de la familia real británica

Por Guy Faulconbridge y William James

LONDRES, 19 feb (Reuters) – El príncipe Enrique y su esposa Meghan se separaron definitivamente de la familia real británica y le informaron a la reina Isabel II que no volverán a ser miembros activos de la monarquía, informó el viernes el Palacio de Buckingham.

Enrique y Meghan sacudieron a la monarquía en enero de 2020 cuando anunciaron repentinamente que se iban a separar de la familia y embarcar en un nuevo futuro al otro lado del Atlántico, una de las salidas reales más extraordinarias en décadas.

La ruptura ahora se ha formalizado luego de discusiones con la reina Isabel, de 94 años. Enrique y Meghan perderán sus patrocinios reales, que volverán a la monarca y serán distribuidos entre otros miembros de la familia.

«El duque y la duquesa de Sussex han confirmado a Su Majestad la Reina que no regresarán como miembros activos de la Familia Real», dijo el Palacio.

«Aunque todos están tristes por su decisión, el duque y la duquesa siguen siendo miembros muy queridos de la familia», agregó.

La ruptura equivale a una abdicación de la familia real, cuyos miembros más grandes, como la reina, siempre priorizaron el deber y el servicio por encima de sus deseos personales.

La pareja, que dijo que continuará comprometida con su servicio a Gran Bretaña, romperá el silencio sobre la separación de la realeza -llamada en los diarios británicos como «Megxit»-, en una entrevista con Oprah Winfrey el mes próximo.

Cuando anunciaron su intención de buscar un «nuevo rol progresivo» lejos de la intrusión de la prensa en 2020, dijeron que querían ser financieramente independientes, pero también honrar sus deberes con la reina y sus patrocinios oficiales de organizaciones benéficas y organizaciones afines.

«VIDA DE SERVICIO»

Esos patrocinios ya no están. La reina Isabel, cuyo esposo de 99 años, el príncipe Felipe, está actualmente internado en un hospital en Londres, tomó una decisión firme.

«La reina ha escrito confirmando que al alejarse del trabajo de la familia real no es posible continuar con las responsabilidades y deberes que vienen con una vida de servicio público», dijo el Palacio.

La pareja perderá sus asociaciones con The Royal Marines, RAF Honington, Royal Navy Small Ships and Diving, además del Commonwealth Trust de la reina, The Rugby Football Union, The Rugby Football League y el Royal National Theatre.

A través de un comunicado, Enrique y Meghan dijeron que seguían comprometidos con el servicio.

«Todos podemos vivir una vida de servicio. El servicio es universal», dijo el portavoz.

«Como lo demuestra su trabajo durante el último año, el duque y la duquesa de Sussex siguen comprometidos con su deber y servicio al Reino Unido y en todo el mundo y han ofrecido su apoyo continuo a las organizaciones que han representado independientemente de su función oficial», agregó.

Enrique, de 36 años, y Meghan, de 39, se mudaron con su hijo Archie al sur de California a vivir una vida más independiente y escapar de los medios británicos. El domingo, anunciaron que estaban esperando a su segundo hijo.

Enrique es el segundo hijo del príncipe Carlos, heredero al trono, y su primera esposa Diana, quien murió en un accidente automovilístico en París en 1997 mientras era perseguida por paparazzi.

(Reporte de Guy Faulconbridge y William James. Editado en español por Lucila Sigal)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH1I0TG-BASEIMAGE

Compruebe también

Bitoqueao se atreve con “Estación 1204”

Al ritmo del reggae, la agrupación Bitoqueao, encabezada por Jolan, presenta su más reciente sencillo …