El Papa visitará las ciudades bíblicas en Irak

Allí nació Abraham y Jonás fue tragado por una ballena, según la Biblia. Cuando el Papa Francisco visite Irak, pisará un terreno lleno de historia.

Expulsados del paraíso

Bote de madera en una orilla del río Tigris

En la prehistoria bíblica, habría existido el paraíso, entre los ríos Éufrates y Tigris, donde vivieron Adán y Eva hasta que Dios los expulsó del Jardín del Edén por haber mordisqueado la fruta prohibida del árbol del conocimiento. Todavía hay oasis opulentos en la orilla del río, pero las condiciones de vida de sus habitantes actuales no son siempre paradisíacas.

Bautizo en el Tigris

Un hombre lavándose la cara en el río Tigris

Juan el Bautista bautizó a la gente, también a Jesús de Nazaret, en las aguas del río Jordán para liberarla simbólicamente de sus pecados. Para los Mandeos, una de las comunidades religiosas más antiguas del mundo en Irak, fue el último profeta de la Tierra. Hasta el día de hoy creen en el poder del agua y se purifican regularmente en el Tigris, como lo hizo en su día el profeta.

La patria de Abraham

Ciudad arqueológica de Ur, Irak, vista desde arriba

Hace unos 5.500 años surgieron los primeros pueblos en Mesopotamia. Luego se convirtieron en poderosos imperios. La región mesopotámica entre el Éufrates y el Tigris, el antiguo Jardín del Edén, se encuentra ahora en gran parte en territorio iraquí. En la antigüedad la tierra era muy fértil, hoy es árida y arenosa. Aquí estaban los muros de la ciudad de Ur, donde una vez vivió Abraham.

Tierra sagrada

La ciudad arqueológica de Ur vista desde arriba

La fundación de Ur se remonta al 4000 a. de C. Es una de las ciudades más antiguas, cuyos restos han sido descubiertos por arqueólogos. Aquí estuvo la cuna de la civilización. Aquí. Un día Dios habría ordenado a Abraham abandonar la zona e ir a la Tierra Prometida de Canaán. Durante su viaje a Irak, el papa Francisco planea visitar también la tierra de Abraham.

Abraham es una de las figuras clave del Antiguo Testamento. Dios lo puso a prueba varias veces e incluso le exigió la máxima lealtad: debía sacrificar a su hijo por él. Abraham no comprendía el sentido de esa orden, pero obedeció. En el último momento, Dios impidió el acto. Dijo a Abraham que circuncidara a su descendencia. Una práctica que mantienen judíos y musulmanes hasta el día de hoy.

Lugares de peregrinación destruidos

Nínive, la capital del Imperio asirio, se hallaba en la orilla este del Tigris. Hoy, los restos de la antigua metrópoli se encuentran en el área urbana de Mosul. La mezquita del profeta Jonás estuvo aquí hasta 2014 antes de que el Estado Islámico la destruyera. Fue una antigua iglesia que luego reconvirtieron los musulmanes. Jonás supuestamente fue enterrado en lo más profundo del edificio.

Jonás y la ballena

Dos soldados patrullando ante la mezquita de Jonás

El Papa también quiere visitar Mosul, porque la tumba de Jonás era un lugar de peregrinaje popular para musulmanes y cristianos. Dios pidió al profeta que anunciara un juicio contra los habitantes pecadores de Nínive. Trató de esconderse y huyó en un barco, pero Dios lo volcó en la tormenta. Jonás solo sobrevivió, porque una ballena se lo tragó y luego lo escupió nuevamente.

Puerta de Ishtar

Réplica de la Puerta de Ishtar

Así es como pudo haber sido la magnífica Puerta de Ishtar, construida bajo el gobierno de Nabucodonosor II (605-562 a. C.). Hoy en día solo existe esta réplica de la puerta de la ciudad a través de la cual la gente accedía a Babilonia. Pero los habitantes querían ir mucho más lejos, querían construir una torre hasta el cielo para ser iguales a Dios.

Torre de Babel

Muros de Babilonia

Dios impidió que se construyera la torre, creando muchos idiomas para que la gente ya no pudiera comunicarse. Según la Biblia, Dios finalmente quiso erradicar por completo la guarida babilónica del pecado y que Babel dejara de ser un asentamiento.

Otro profeta, Ezequiel

El minarete de la ciudad Dhu al Kifl

El israelita Ezequiel era hijo de un sacerdote y fue llevado por la fuerza a Babilonia bajo el reinado del rey Nabucodonosor II. En el exilio, reprendió al pueblo por idolatría y vaticinó la caída de ciudades y naciones que se habían apartado de Dios. Según la tradición judía, la tumba del profeta Ezequiel se encuentra en la ciudad iraquí de Dhu al Kifl.

Los judíos peregrinan a la tumba del profeta Ezequiel desde el siglo X. 200 años después, los musulmanes también reclamaron el lugar de sepultura del profeta como lugar de peregrinaje. La ubicación estratégica del santuario en la ruta tradicional de las caravanas del Hajj de Irak e Irán atrajo la atención del mundo islámico.

Huyendo del terror islamista

Irak también ha vivido el imperio del terror es en el siglo XXI. Cuando el Estado Islámico (EI) invadió Baghdida, cerca de Mosul, casi todas las familias huyeron al norte. Alrededor del 97 por ciento de la población aquí profesa la fe cristiana; según el EI, a los incrédulos hay que asesinarlos. Solo hay 250.000 cristianos en todo Irak, ni siquiera el uno por ciento de la población.

Oración por los cristianos

 La Iglesia Católica Caldea en Irak

La Catedral de San José en Ankawa, cerca de Erbil, es la sede del patriarca de la Iglesia Católica Caldea en Irak, construida sobre terreno histórico. El Papa probablemente también pasará por aquí. En todas partes se pueden ver rastros de los combates entre el Ejército y el Estado Islámico. El Papa Francisco quiere animar a los cristianos, orando.

Notiespartano/DW

Compruebe también

Madrid en diciembre, una experiencia para disfrutar

Visitar Madrid durante diciembre, en vísperas de la Navidad, representa una experiencia muy diferente para …