EEUU reconoce un retroceso de las democracias en el mundo

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, admitió este martes que en años recientes se ha producido una «recesión», un retroceso, de las democracias en el mundo, por lo que pidió a los países que muestren al pueblo, frente a las autocracias, su capacidad de responder mejor a sus necesidades.

«No hay duda de que hemos estado experimentando en años recientes lo que algunos llaman la ‘recesión democrática’ y vemos países retroceder en algunas de las señas de identidad básicas de la democracia», declaró en un acto junto al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, antes de participar en la reunión de ministros de Exteriores aliados que se celebra hoy y mañana en Bruselas.

Al mismo tiempo, asumió que se está produciendo el auge de autocracias que plantean «un desafío directo a las democracias» y están diciendo que pueden dar «mejores resultados» para la gente.

«El principal desafío que tenemos es demostrar exactamente lo contrario: que, de hecho, las democracias son más hábiles para dar a la gente lo que necesita y quiere».

Por otro lado, reconoció que «no es un secreto» que Estados Unidos ha tenido «sus propios desafíos en años y meses recientes», en referencia a la presidencia de Donald Trump y el asalto del Capitolio por parte de sus seguidores el pasado 6 de enero.

Sin embargo, dijo ver el vaso «medio lleno» y no «medio vacío» porque cada vez que Estados Unidos ha tenido que hacer frente a desafíos similares «ha emergido más fuerte, más resiliente, más unido».

«La razón de esto creo que está en que cuando tenemos un desafío –incluso interno, división interna–, le hacemos frente de manera abierta, transparente, para que lo vea todo el mundo», y agregó que no intentan «ignorarlo» o actuar «como si no existiera».

«Ese proceso de afrontar nuestros propios defectos, puede ser bastante doloroso, puede ser feo, pero en última instancia, emergemos mejor», apuntó.

Blinken también destacó la importancia que para Estados Unidos tiene «la fuerza y salud de las democracias en el mundo», pues son los socios a los que primero recurre, y añadió que las democracias son «más abiertas, respetuosas con los derechos humanos y tienden menos al conflicto».

De todas formas, admitió que la defensa de la democracia ha ganado mala fama en las últimas décadas porque «se ha entendido que es algo que a veces se promueve mediante la fuerza».

Compruebe también

ABC: Maduro no logra conseguir su certificación electoral

La administración de Nicolás Maduro no logró lavarse la cara para obtener la certificación internacional …