Príncipe Enrique recuerda a su abuelo Felipe como un personaje travieso e impredecible

Por Gerhard Mey y Guy Faulconbridge

WINDSOR, Inglaterra, 12 abr (Reuters) – El príncipe Enrique alabó el lunes al príncipe Felipe por su devoción hacia su abuela, la reina Isabel, y describió al difunto duque como un anfitrión travieso que cautivaba a sus invitados con comentarios impredecibles.

Felipe, el esposo de la reina Isabel de Gran Bretaña que estuvo a su lado durante su reinado de 69 años, murió el viernes en el Castillo de Windsor.

«Abuelo, gracias por tu servicio, tu dedicación a la abuela y por ser siempre tú mismo», dijo en un comunicado Enrique, quien regresó al Reino Unido desde Los Ángeles para el funeral de Felipe el sábado.

«Era auténticamente él mismo, con un humor afilado, y podía mantener la atención de cualquier lugar debido a su encanto y también porque nunca sabías qué podía decir luego», agregó.

El sentido del humor de Felipe y la dedicación a su labor lo volvieron popular en Gran Bretaña, pero también fue criticado por sus comentarios improvisados, algunos de ellos racistas, que impactaron a príncipes, curas y presidentes.

Una vez preguntó, cerca del papa Benedicto XVI y la reina, si una política escocesa estaba usando ropa interior escocesa.

Felipe también le preguntó al presidente Jomo Kenyatta, en el momento más solemne de las celebraciones por la independencia de Kenia en 1963 mientras la bandera británica estaba por ser bajada: «¿Está seguro de que quiere seguir adelante con esto?».

«ROMPER EL HIELO»

En el Parlamento, el primer ministro Boris Johnson se refirió a los comentarios más controvertidos de Felipe, incluidos aquellos que hizo sobre el canibalismo en Papúa Nueva Guinea y el asesinato de la mitad de su familia por los rusos.

«Es cierto que ocasionalmente conducía el carruaje y los caballos a través de los puntos más delgados del protocolo diplomático, y que acuñó una nueva palabra -dontopedalogía- por la experiencia de meterse un pie en la boca», dijo Johnson.

«Pero el mundo no se lo recriminó», agregó el primer ministro. «Entendieron abrumadoramente que él intentaba romper el hielo, hacer que las cosas se movieran, hacer reír a la gente y olvidar sus nervios», dijo.

Enrique, sexto en la línea de sucesión al trono, cumplirá la cuarentena de acuerdo a las pautas del coronavirus para poder asistir al funeral en el Castillo de Windsor el sábado.

Enrique y su esposa Meghan dejaron Gran Bretaña para emprender una vida nueva en Estados Unidos luego de una pelea pública con la familia real y con los tabloides británicos.

(Escrito por Guy Faulconbridge; editado en español por Lucila Sigal)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH3B0R4-BASEIMAGE

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH3B0R5-BASEIMAGE

Compruebe también

Bitoqueao se atreve con “Estación 1204”

Al ritmo del reggae, la agrupación Bitoqueao, encabezada por Jolan, presenta su más reciente sencillo …