Al menos dos venezolanos mueren en naufragio en ruta a Trinidad

CARACAS, 25 abr (Reuters) – Al menos dos venezolanos murieron y siete fueron rescatados al hundirse una embarcación que partió del estado Delta Amacuro, en el extremo este del país sudamericano, cuando navegaban al vecino Trinidad y Tobago, dijeron las autoridades este fin de semana.

El incidente marca el último naufragio fatal de migrantes que intentan cruzar el mar hacia la isla caribeña, donde residen al menos 40.000 venezolanos que huyen de la crisis económica de su país y en medio de la pandemia. Muchos viajaban en botes inadecuados, abarrotados de pasajeros y con poco combustible.

La gobernadora de Delta Amacuro, Lizeta Hernández, informó que el navío zarpó de la población La Horqueta el 23 de abril. Entre las víctimas había un hombre y una mujer cuyos nombres se desconocían, dijo Hernández.

«Nos solidarizamos con todas las familias de estos venezolanos que hoy lamentablemente han perdido la vida», se lee en el comunicado de Hernández, publicado la noche del sábado en la cuenta de Instagram de la gobernación.

En diciembre pasado se encontraron al menos 20 cadáveres en la localidad costera venezolana Güiria. En 2019 al menos dos barcos que zarparon de Venezuela a Trinidad y Tobago desaparecieron en el mar.

El medio local de Delta Amacuro, Tane tanae, informó que 24 personas habían estado a bordo de la embarcación, citando un testimonio de un sobreviviente.

Más de 5 millones de venezolanos han emigrado en los últimos años debido al colapso de la economía del otrora próspero país sudamericano. La hiperinflación ha erosionado el poder adquisitivo de los salarios y profundizado la desnutrición.

Recientemente, Venezuela llegó a un acuerdo con el Programa Mundial de Alimentos de la ONU para suministrar comidas a escolares del país.

(Reporte de Luc Cohen.)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH3O0EF-BASEIMAGE

Compruebe también

Perú Libre llama a no dar el voto de confianza a nuevo gabinete de Castillo

Perú Libre llamó a su bloque de congresistas a no dar el voto de confianza al Ejecutivo para establecer su nuevo gabinete.