Presidente de Colombia abre la puerta al diálogo en medio de presión por violentas protestas

Por Luis Jaime Acosta y Oliver Griffin

BOGOTÁ (Reuters) – El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció el martes que su Gobierno está listo para un diálogo nacional después de días de protestas que provocaron más de 20 muertes y la preocupación internacional por el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía contra los manifestantes.

Las protestas, que seguirán el miércoles, fueron convocadas originalmente en oposición a una reforma fiscal para subir impuestos ahora retirada, pero se convirtieron en un amplio grito contra la pobreza, el desempleo y lo que manifestantes y algunos grupos de derechos consideran como un uso excesivo de la fuerza por parte de la policía.

«Mi deber es el de convocar al país para rechazar la violencia, promover y acelerar el Plan Nacional de Vacunación, alcanzar la reactivación, proteger a los más vulnerables, mantener sólidas las finanzas públicas y edificar un país que tenga como principio la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición», dijo Duque en una declaración.

«Quiero anunciar que instalaremos un espacio para escuchar a la ciudadanía y construir soluciones, orientado a estos propósitos, en los cuales no deben mediar diferencias ideológicas sino nuestro más profundo patriotismo», explicó.

El anuncio de Duque recordó el llamado en 2019 a los sindicatos a un diálogo nacional después de días de protestas contra su Gobierno.

Los grupos de la sociedad civil, principalmente los sindicatos, aseguran que su Gobierno incumplió esa promesa de diálogo y ha hecho poco para cambiar las profundas desigualdades sociales.

Para el miércoles están previstas concentraciones y marchas en medio de un paro nacional en el que los manifestantes pedirán una garantía de renta básica, el retiro de una propuesta para reformar la salud y la disolución del Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía (ESMAD).

Duque respondió a las acusaciones de extralimitación policial y rechazó los ataques a los uniformados que intentan evitar los actos de vandalismo.

«Como corresponde en el Estado de Derecho, impulsaremos las investigaciones, internas y con los organismos de control. Pero debemos ser claros: a quienes trabajan por la seguridad de los colombianos, todo el respaldo y, al mismo tiempo, toda la exigencia», afirmó.

La Policía Nacional anunció que investiga más de dos docenas de denuncias de abusos, mientras que el ministro de Defensa, Diego Molano, acusó a grupos armados ilegales de estar infiltrados en las protestas para causar violencia.

CALI: EPICENTRO DE LAS PROTESTAS

La suroccidental ciudad de Cali se convirtió en el epicentro de las protestas desde que comenzaron hace casi una semana y en medio de los actos de vandalismo y los enfrentamientos entre manifestantes y la policía se han registrado 11 de las 19 muertes reportadas por la Defensoría del Pueblo hasta el lunes.

Las autoridades locales informaron que cinco personas más murieron durante las protestas de Cali el lunes en la noche.

Desde el inicio de las protestas, se ha denunciado la desaparición de 87 personas, según la Defensoría del Pueblo.

Las protestas se extendieron a las principales ciudades del país, mientras que los bloqueos intermitentes de carreteras comenzaron a provocar desabastecimiento de alimentos y gasolina.

La Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos se declaró «profundamente alarmada» por los disparos de la policía contra manifestantes e instó a la calma, mientras que la Unión Europea pidió a las fuerzas de seguridad evitar una respuesta de mano dura, instó a la calma y condenó la violencia.

Hasta ahora, las protestas presionaron al presidente Duque a retirar el proyecto de reforma tributaria y provocaron la renuncia del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

Duque aseguró que su Gobierno elaborará una nueva propuesta de reforma resultado de acuerdos con los partidos políticos, la sociedad civil y los empresarios.

El nuevo ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, tendrá que convencer a los colombianos, muchos de los cuales han visto sus ingresos reducidos por los aislamientos para controlar la pandemia de coronavirus, de que la reforma es vital, dijo el martes el exministro de Hacienda Mauricio Cárdenas en el Foro de Mercados Globales de Reuters.

Restrepo «tiene un enorme desafío por delante», afirmó Cárdenas.

Duque anunció previamente que las ciudades afectadas por actos de vandalismo, saqueos y bloqueos tendrían asistencia militar para restaurar el orden, proteger la infraestructura, la propiedad pública y privada, además de garantizar el acceso a servicios esenciales como la salud y la alimentación, pero los alcaldes de Bogotá y Medellín rechazaron el ofrecimiento.

El mandatario canceló este martes su programa de televisión nocturno por primera vez desde que comenzó la pandemia de coronavirus mientras que las protestas obligaron a la Confederación Sudamericana de Fútbol a trasladar dos partidos de la Copa Libertadores de dos clubes colombianos a Paraguay.

(Reporte de Oliver Grifin y Luis Jaime Acosta. Editado por Javier Leira)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH4400D-BASEIMAGE

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH430VZ-BASEIMAGE

Compruebe también

Capturado Otoniel máximo jefe del Clan del Golfo

Capturado Otoniel capo del Clan del Golfo por las autoridades colombianas Estados Unidos ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares