Israel dispara al Líbano tras un lanzamiento fallido hacia territorio israelí: Ejército

TEL AVIV/BEIRUT (Reuters) – El Ejército israelí dijo el lunes que seis proyectiles se dispararon desde el Líbano hacia el norte de Israel, pero no llegaron a cruzar la frontera.

En respuesta, el Ejército informó que disparó artillería contra «las fuentes de los lanzamientos» en el Líbano.

Una fuente de seguridad libanesa dijo que se escucharon disparos de proyectiles desde el sur del Líbano y que se estaba tratando de identificar el lugar. La fuente dijo que hubo unos 22 disparos de la artillería israelí a territorio libanés.

La Fuerza Interina de las Naciones Unidas en el Líbano dijo que había detectado disparos de cohetes desde los alrededores de Rashaya Al Foukhar, en el sur del país.

«El jefe de la FPNUL se puso inmediatamente en contacto con sus pares del Ejército libanés y con los mandos de las FDI (Fuerzas de Defensa de Israel), instando a las partes a ejercer la máxima contención para evitar cualquier escalada de la situación. Las FDI ya han detenido el fuego», escribió la misión en Twitter. «La situación en la zona está ahora en calma».

No se informó de víctimas ni de daños, y el bombardeo no parecía señalar la apertura de un nuevo frente en los combates de Israel con los militantes de la Franja de Gaza.

El bombardeo libanés hizo sonar las sirenas de ataque aéreo israelíes cerca del kibutz de Misgav Am, en la frontera norte de Israel con Líbano.

Fue el segundo incidente de fuego transfronterizo en la última semana. El jueves se lanzaron tres cohetes desde el Líbano hacia el norte de Israel, pero cayeron en el mar Mediterráneo, sin causar daños ni víctimas.

(Reporte de Rami Ayyub en Tel Aviv y Edmund Blair in Beirut; Editado en español por Javier López de Lérida)

tagreuters.com2021binary_LYNXNPEH4G1A6-BASEIMAGE

Compruebe también

Líderes del G7 aumentarán contribuciones financieras por cambio climático

Líderes del G7 se comprometerán a aumentar sus contribuciones financieras, para cumplir con la atrasada promesa de gasto de $100.000 millones