Cómo salvarte de un cáncer colorrectal con un diagnóstico temprano

El colon o intestino grueso es uno de los órganos que tiene una función importante en el cuerpo, es el último tramo del tubo digestivo y se extienden desde el final del intestino delgado hasta el ano. Es el encargado de extraer el agua y los nutrientes de los alimentos. A través de él se expulsan las heces fecales.

Existen enfermedades que pueden afectar la capacidad para que deje de funcionar adecuadamente. Entre ellas el cáncer de colon, casi todos comienzan en el revestimiento del colón y el recto como pólipos no cancerosos que poco a poco se van convirtiendo en cáncer.

Estadísticas mundiales de mortalidad e incidencia sobre cáncer publicadas en el año 2020 señalan que el cáncer de colon ocupó el segundo lugar en mortalidad, y el tercer lugar en cuanto al número de nuevos casos registrados.

El presidente de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV), el doctor Cono Gumina, especialista en gastroenterología del GMSP señala que “Existen acciones denominadas de prevención primaria que buscan modificar nuestros hábitos alimenticios, evitar el sedentarismo, la ingesta de carnes procesadas, las grasas de animales, bajar el consumo de azúcar y las harinas como el trigo. Buscamos entonces consumir más vegetales verdes, frutas, pescados y si hacemos ejercicio y evitamos el sobre peso, estaremos protegiéndonos y evitando alteraciones en el ADN de nuestras células, pues su mutación es lo que origina el cáncer al crear lesiones pre malignas que no se atacan a tiempo y pueden ser mortales.”

Signos de alerta

Si una persona presenta pérdida de peso, falta de apetito, anemia, dolor de abdomen, sangrado, masa palpable, diarrea o estreñimiento, está registrando ya los síntomas del cáncer de colon y debe acudir inmediatamente al especialista.

Prevención a tiempo

El cáncer colorrectal a menudo no genera síntomas hasta que se encuentra en etapa avanzada. Un diagnóstico temprano con frecuencia puede llevar a una cura completa.

Esta enfermedad comienza con una lesión pre maligna (pólipo) que al ser detectada a tiempo se retira a través de la colonoscopia terapéutica o con cirugía. En otros casos si no ha tomado los ganglios se puede tratar con métodos quirúrgicos. Pero, cuando la enfermedad está más avanzada se debe hacer cirugía y quimio o radioterapia según el paciente.

Notiespartano/2001

Compruebe también

AstraZeneca espera que su cóctel de anticuerpos funcione con variante «Omicron»

AstraZeneca dijo el viernes que espera que su cóctel de anticuerpos contra el Covid-19 mantenga …