Mujer muere en situación de calle sin saber que tenía una fortuna

Un insólito hecho ocurrió en Oregon, Estados Unidos, donde una mujer de 49 años falleció como indigente, desconociendo que tenía un millonario fondo sin reclamar.

El hecho fue reportado por el padre de la afectada, quien explicó a los medios locales que la mujer, identificada como Catherine Boone, tenía un largo historial de enfermedades de salud mental y serios problemas con las drogas y el alcohol.

Sobre su fortuna, que consta de 900 mil de dólares (más de 635 millones de pesos) Catherine habría vivido con su madre hasta 2016 mientras estaba en proceso de rehabilitación. Sin embargo, al morir su madre, Boone recayó en las drogas y convirtiéndose en una persona en situación de calle. Lo insólito, fue que el abogado de su madre, intentó contactarla a través de anuncios en diferentes medios, para notificarle la millonaria herencia que de la que era dueña, aunque el profesional no tuvo éxito en su búsqueda.

Pese a los esfuerzos, los hijos biológicos de la mujer tampoco pudieron ser contactados, por lo que en 2019 la justicia local decidió enviar dicho monto al Departamento de Tierras de Oregon, cuyo fin es gestionar dinero que no ha sido reclamado o que simplemente los herederos no querían recibir, según informó el canal KGW News.

“Amigos y conocidos dijeron que no tenían idea de que Boone tuviera dinero disponible para ella. Luchó por sobrevivir, como muchos otros que vivían sin refugio en un duro entorno exterior”, señaló el medio antes citado.

Sobre su vida

De acuerdo a KGW News, los padres de Catherine Boone se separaron cuando ella era muy joven. Su padre se volvió a casar, pero pese a las dificultades intentaron mantenerse en contacto.

“Lo atribuyo casi todo a las drogas, pero creo que ella también tenía algunos problemas de salud mental y la combinación de los dos no le funcionó muy bien”, dijo Jack Spithill, padre de la fallecida.

Por varios años la mujer fue voluntaria en una organización sin fines de lucro en la ciudad donde vivió con su madre, antes de recaer en las drogas. “Cuando no tenía ninguna conexión con familiares o amigos, y estaba consumiendo drogas, entonces creo que era un alma verdaderamente perdida”, dijo Spithill.

Sobre si la mujer supo alguna vez de la cantidad de dinero que la esperaba, su padre dijo desconocer esto, “no creo que se acercaría a ellos por su cuenta, pero había suficientes personas que podrían haberle brindado algo de ayuda”, sostuvo Jack Spithill.

Su padre siente responsabilidad en la muerte de su hija, por no entender lo que significa realmente que algo afecte la salud mental. “Me di por vencido con ella debido a las drogas y no debería haber hecho eso”, dijo entre lágrimas Spithill aKGW News.

Finalmente, Boone falleció en enero de 2020, debido a graves problemas respiratorios y pese a los esfuerzos del personal médico, la mujer terminó falleciendo en el hospital local.

Luego de su muerte, el Departamento de Tierras del estado de Oregon decidió entregar el dinero al representante legal de Catherine, para ponerse en contacto con todos los posibles herederos, incluyendo a los dos hijos de Boone.

Con información de La Vanguardia

Compruebe también

La curiosa historia del nacimiento del helado

Justamente, esto es lo que pasa con uno de nuestros favoritos para pasar el verano… …