Oliveros: la reconversión es necesaria porque sistemas contables de las empresas están en punto crítico

Asdrúbal Oliveros, socio director de Ecoanalítica, aseguró que la reconversión monetaria del bolívar no eliminará la hiperinflación, solo facilitará los procesos técnicos y logísticos de las empresas.

Oliveros explicó que este proceso de reconversión servirá para facilitar las facturaciones y sistemas contables.

«Estamos en un punto crítico para las empresas, no es solo quitarle ceros a la moneda para hacer el número más fácil», añadió.

El economista indicó que está llegando un punto en el que la cantidad de ceros que puede tener un software, está al límite.

«Las facturas en empresas medianas se deben dividir entre 10 y 12, eso genera una elevación en costos humanos y operativos», acotó.

«El Gobierno permitió la dolarización y dio grados de libertad al sector privado para operar, pero hace falta muchísimo más», recalcó.

Referente a la dolarización, resaltó que el principal usuario de los depósitos en dólares en Venezuela es el cliente jurídico. «Para las empresas es mucho más fácil manejar grandes cantidades de dólares a través de depósitos», señaló.

Oliveros aseguró que en la banca privada un poco más del 50% de los depósitos corresponde a cuentas en dólares; por lo que señaló que el país está en camino de una «dolarización transaccional a una financiera».

Con respecto a las inversiones en el país, explicó que el conjunto de obstáculos de montar un negocio en Venezuela pasa por una serie de regulaciones «sin sentido», en medio de un entorno de hiperinflación.

«Todos los países están atrayendo empresas y capital extranjero pero nosotros hemos hecho lo contrario», añadió.

Oliveros resaltó que Venezuela está a «años luz» de ser un país que promueva la inversión, especialmente por el tema de la hiperinflación, en una entrevista con Román Lozinski para el Circuito Éxitos,

Notiespartano/BancayNegocios

Compruebe también

Sector construcción perdió más de un millón de empleos desde 2012

Sector construcción señaló que desde 2012 se han perdido más de 1.250.000 empleos que actualmente apenas cuenta con 30.000 trabajadores