Bolsonaro les da un «ultimátum» a dos jueces de la Corte Suprema

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aseguró este viernes que las manifestaciones del 7 de septiembre, Día de la Independencia, servirán como ultimátum para «uno o dos» jueces de la Corte Suprema. 

Bolsonaro, que es actualmente investigado por la Corte Suprema, no citó nombres pero en otras ocasiones ya mostró su malestar con los magistrados Luis Roberto Barroso y Alexandre de Moraes, a quienes acusa de intentar dar «otro rumbo al país».

Barroso es el presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), y se negó a reformar el sistema de voto electrónico, cuya fiabilidad Bolsonaro cuestiona insistentemente, en línea a lo que hizo su antiguo homólogo estadounidense, Donald Trump.

Por su parte, Moraes, que también es miembro del TSE, ordenó a principios de agosto investigar a Bolsonaro por «calumnia e incitación al crimen».

«Sabrán volver a su lugar»

«Tienen que entender cuál es su lugar. Y vuestro mensaje pueblo brasileño, el próximo martes, será un ultimátum para estas dos personas. Inclínense ante la Constitución. Respeten nuestra libertad. Comprendan que ustedes dos están en el camino equivocado. Porque siempre hay tiempo para redimirse», destacó durante un discurso en el estado de Bahía.

El mandatario dijo que después de los actos del 7 de septiembre, los magistrados «sabrán volver a su lugar». «Quien da este ultimátum no soy yo, es el pueblo brasileño, el pueblo al que todos los políticos debemos lealtad», aseveró.

Bolsonaro tiene previsto participar en las protestas, que la prensa define de «tintes golpistas» y con «pautas autoritarias», convocada en Brasilia y Sao Paulo. La oposición también ha convocado actos contra el mandatario en estas dos ciudades. 

El ultraderechista espera contar con el apoyo de cientos de miles de seguidores en medio de la crisis institucional que atraviesa el país, y de la pésima situación sanitaria económica y social que ha dejado la pandemia. 

Mientras que Bolsonaro endurece su retórica y sus enfrentamientos con las autoridades electorales y judiciales, su popularidad cae a mínimos históricos de cara a las elecciones del próximo año, en las que los sondeos dan como favorito al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

«No necesitamos salirnos de las cuatro líneas de la Constitución. Pero si alguien quiere jugar fuera de las cuatro líneas, demostraremos que también podemos hacer valer la voluntad y la fuerza del pueblo», amenazó. 

Notiespartano/RT

Compruebe también

ABC: Maduro no logra conseguir su certificación electoral

La administración de Nicolás Maduro no logró lavarse la cara para obtener la certificación internacional …