Canadá libera a Meng Wanzhou tras acuerdo con EEUU

Luego de tres años detenida en prisión domiciliaria en Canadá a petición de Estados Unidos –que reclamó su extradición para juzgarla por fraude bancario– la directora financiera de la empresa de telecomunicaciones Huawei, Meng Wanzhou, podrá regresar a China tras un acuerdo alcanzado con las autoridades estadounidenses para «posponer» las diligencias, según trascendió este viernes (24.09.2021).

Un tribunal de Brooklyn, Nueva York, dio el visto bueno al acuerdo de enjuiciamiento diferido para evitar cargos de fraude por delitos graves entre el Departamento de Justicia estadounidense y la ejecutiva de Huawei, con lo que se pone fin al embrollo judicial que complicó las relaciones entre China y Estados Unidos. El Gobierno estadounidense propuso «posponer» hasta fines de 2022 las diligencias en contra de la empresaria si -antes del 1 de diciembre- no hay impugnaciones al acuerdo ni se rompe. A partir de esa fecha, las autoridades estadounidenses abandonarán todos los cargos.

Según la abogada del Gobierno, Nicole Boeckmann, la acusada admitió que había desempeñado un «papel fundamental» en el esquema financiero que Huawei orquestó para poder seguir haciendo negocios con Irán y eludir las sanciones impuestas por Washington a este país. Con este acuerdo, se pondrá «fin al proceso de extradición que tiene lugar en Canadá y que de otra forma podría haber durado meses, sino años», dijo otro jurista del Gobierno, Mark J. Lesko.

Meng compareció por vídeo desde Canadá y respondió en chino a las preguntas de la jueza del Tribunal Federal de Brooklyn, Ann M. Donnellya. La Justicia estadounidense la acusaba de haber mentido a un ejecutivo del banco HSBC durante una reunión en Hong Kong en 2013 sobre los vínculos entre Huawei y una subsidiaria llamada Skycom que vendía equipos a Irán. Hasta ahora, la interesada siempre había negado las acusaciones de las autoridades estadounidenses y su defensa ha señalado reiteradamente a funcionarios canadienses y estadounidenses de «abuso» procesal y pedido la excarcelación de la ejecutiva.

Las audiencias de extradición de Meng en Canadá habían terminado hace un mes y, el 21 de octubre, la jueza que instruía el caso tenía previsto anunciar la fecha en que emitiría su veredicto. Este viernes, la presidenta adjunta de la Corte Suprema de Columbia Británica, Heather Holmes, puso fin a los procedimientos de extradición contra Meng y ordenó que se levantaran las condiciones de su fianza, lo que la liberó y concluyó la saga legal. La directora de Huawei tomó luego un vuelo con destino a la ciudad china de Shenzhen.

Meng Wanzhou, de 49 años, hija del fundador de la empresa de las telecomunicaciones Ren Zhengfei, fue detenida el 1 de diciembre de 2018 en el aeropuerto canadiense de Vancouver a pedido de Washington. Su detención fue seguida unos días después por la del empresario canadiense Michael Spavor -que en agosto fue condenado a 11 años de cárcel por espionaje y robar secretos de Estado- y del exdiplomático Michael Kovrig en China, provocando una grave crisis diplomática entre Pekín y Ottawa.

China libera a Kovrig y Spavor

Tras la liberación de Meng, trascendió que ambos canadienses fueron liberados por China y emprendieron el regreso a casa, según anunció el primer ministro Justin Trudeau en una conferencia de prensa. «Hace unos 12 minutos, el avión que transporta a Michael Kovrig y Michael Spavor abandonó el espacio aéreo chino y se dirigen a Canadá», dijo a las 19.30 del viernes, hora de Ottawa (23.30 GMT).

Durante la conferencia de prensa en la que Trudeau anunció en Ottawa la liberación de los «dos Michael» el primer ministro alabó su «fortaleza, perseverancia, resiliencia y gracia» durante unos 1.000 días que han permanecido en prisiones chinas. Prácticamente al mismo tiempo que Trudeau revelaba la liberación de Spavor, un empresario especializado en el comercio con Corea del Norte, y Kovrig, un diplomático en excedencia, la radiotelevisión pública canadiense informó que Meng había abandonado el país en un avión privado.

Meng, que estaba en libertad bajo fianza en Vancouver desde diciembre de 2018 y vivía con su familia en una de las dos mansiones que posee en la ciudad, agradeció a la jueza de su caso y al Gobierno canadiense por su «profesionalidad» y seguir «el imperio de la ley». La directora financiera -que leyó toda su declaración y no aceptó preguntas de la prensa- añadió que, en los últimos tres años, su vida «ha sido alterada, como madre, como esposa y como ejecutiva» de Huawei pero que la experiencia «ha sido incalculable».

Notiespartano/DW,com/Reuters

Compruebe también

Alto jefe de Al Qaeda muerto en Siria por un dron de EEUU

Alto jefe de Al Qaeda murió en un ataque con drones no tripulados estadounidenses en Siria, informó el Pentágono este viernes