Turistas vacunados que lleguen a Chile evitarán cuarentena con PCR negativo

Las autoridades chilenas anunciaron este miércoles que a partir del próximo 1 de noviembre todas personas que ingresen a Chile, nacionales, extranjeros residentes o turistas, podrán evitar tener que hacer una cuarentena de cinco días si presentan un PCR negativo realizado al llegar.

Esta modificación del llamado «Plan Fronteras Protegidas» busca dar mayor movilidad a turistas extranjeros que ingresen al país, impulsando así la reactivación de uno de los sectores más golpeados por la pandemia.

Según señaló la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, los cambios para turistas y residentes que lleguen al país apuntan a que deberán realizar una cuarentena de cinco días o hasta recibir el resultado negativo de un test PCR que haya sido aplicado en Chile.

Lo anterior se suma a las medidas de ingreso ya difundidas por el Ministerio de Salud a mediados de septiembre, entre las que destacan la validación del esquema de vacunación completa, una declaración jurada, un test PCR negativo de máximo 72 horas antes del embarque y la obtención de un seguro médico por 30.000 dólares.

Además, la autoridad señaló que los extranjeros que lleguen a Chile a través de cualquier de los tres aeropuertos internacionales habilitados deberán estar disponibles para un periodo de seguimiento sanitario que incluye conocer ubicación y estado de salud durante 10 días.

«Esta es una muy buena noticia para el turismo y debemos seguir cuidándonos y avanzar. Vamos a poder seguir reactivando no solo el turismo interno sino también el receptivo, con personas extranjeras», afirmó el subsecretario de Turismo, José Luis Uriarte.

La llegada del coronavirus dejó una estela de pérdidas multimillonarias para la industria turística chilena: aeropuertos vacíos durante meses, hoteles en venta y fronteras cerradas durante más de un año hicieron que el sector que aportó 3,3 % del PIB chileno en 2018 cerrara el 2020 sin siquiera alcanzar un tercio de esos 9.000 millones de dólares.

El golpe tuvo su correlato en la pérdida de miles de empleos, situación que afectó principalmente a las regiones extremas del país con grandes atractivos naturales.

Ante esto, el gremio turístico consideró las modificaciones presentadas en septiembre como «insuficientes», alegando que se optó por la «muerte de una parte de la industria».

«Que el gobierno decida abrir las fronteras a turistas extranjeros con la obligación de estar 5 días en cuarentena, pese a que tengan el esquema de vacunación completa, es igual a optar por mantenerlas cerradas», señaló en su momento el presidente de la Federación de Empresas de Turismo de Chile, Ricardo Margulis.

A la fecha, en Chile se detectaron 1,6 millones de infectados por coronavirus y la cantidad de fallecidos asciende a más de 45.000 personas, considerando casos confirmados y sospechosos, según el Departamento de Estadísticas e Información del Ministerio de Salud.

Tras semanas registrando una progresiva disminución de casos, el Ejecutivo decidió no renovar el estado de catástrofe decretado en marzo de 2020 y a partir del pasado 1 de octubre Chile salió del toque de queda.

Notiespartano/EFE

Compruebe también

Desórdenes en Chile impiden acto de candidato presidencial

Desórdenes obligaron el miércoles a suspender una actividad de campaña del candidato presidencial ultraderechista chileno José Antonio Kast